En el 50º Día Nacional de Luto, el Partido Mundo Obrero rinde homenaje a los pueblos indígenas

El 28 de noviembre se celebra el 50º Día Nacional de Luto en Plymouth, Massachusetts, cuando los pueblos indígenas rinden homenaje a sus antepasados y relatan su historia como los habitantes originales de este país, mientras exponen los mitos sobre los peregrinos “benevolentes”. De hecho, los colonialistas europeos cometieron crímenes masivos contra los pueblos nativos, robando sus tierras y alimentos, destruyendo su cultura y participando en el genocidio.


El evento de este año honrará al prisionero político indígena enfermo, Leonard Peltier, de 75 años, quien ha sido encarcelado injustamente durante 43 años, actualmente en Florida, separado por miles de millas de su familia y nación en Dakota del Norte.

Es un día para elogiar a los pueblos indígenas de todo el mundo que luchan contra la opresión y lideran las luchas para salvar tierras, bosques y ríos de la destrucción capitalista. Este es un momento para rendir homenaje a todos los protectores nativos del agua y defensores de la tierra, incluidos los asesinados por atreverse a oponerse a los especuladores corporativos, como la hondureña Berta Cáceres, una líder lenca.

El partido Workers World Party/Partido Mundo Obrero saluda a Evo Morales, presidente indígena de Bolivia, quien fue derrocado en un golpe ilegal por los ricos derechistas, en alianza con Washington. Los pueblos indígenas valientes allí se han manifestado contra los golpistas brutales y racistas, a pesar de la horrible represión. Honramos a los pueblos indígenas, trabajadores y jóvenes que participan en manifestaciones antigubernamentales en Chile, Colombia y Ecuador.

WWP/PMO expresamos nuestra solidaridad con todos los migrantes/inmigrantes y refugiados retenidos como rehenes por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas por órdenes de la Casa Blanca y aquellos deportados y a quienes se les negó la entrada. Condenamos a la Patrulla Fronteriza por separar a las familias migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México, enjaular y maltratar a los niños.

Con respecto a la separación familiar, las fuerzas reaccionarias se están movilizando para revocar la Ley de Bienestar Infantil India, destinada a mantener a los niños indígenas con sus familias y naciones, en lugar de ser adoptados por las redes de derecha. Esta campaña es un esfuerzo deliberado para suprimir la cultura indígena y socavar la protección legal obtenida por las comunidades nativas.

Datos impactantes de 71 ciudades hablan de 506 mujeres y niñas nativas asesinadas o desaparecidas; Esa es una gran cantidad de personas. Ha habido poco seguimiento o cobertura mediática. La legislación federal sobre esto está avanzando solo debido a la presión pública.

Otro problema al que se enfrentan los indígenas es el Servicio de Salud Indígena con fondos insuficientes, inadecuados y poco confiables, que deja a muchas familias indígenas con poca o ninguna atención médica.

Pueblos indígenas lideran resistencia contra contaminadores corporativos

Se libró una lucha militante para detener la construcción del oleoducto Dakota Access en las Dakotas, diseñado para transportar petróleo a través de varios estados en gran riesgo. Un derrame de petróleo envenenaría las preciosas fuentes de agua de las que dependen millones de personas y contaminaría la tierra nativa y los sitios sagrados.

Dirigidos por la Nación Sioux de Standing Rock, con otras naciones nativas y unidos por ambientalistas y otros partidarios, los protectores del agua ocuparon heroicamente la tierra, desafiando la brutal represión de la seguridad estatal y privada. Cientos de personas fueron arrestadas y detenidas en condiciones inhumanas, incluso en jaulas.

Algunos combatientes nativos fueron condenados a penas federales de prisión. Dakota del Norte arrestó a cientos y procesó a muchos. Actualmente, el propietario de DAPL, Energy Transfer Partners, busca duplicar su flujo de petróleo en Dakota del Norte. Los Sioux de Standing Rock están luchando contra esta expansión en la corte.

Mientras tanto, 9.120 barriles de petróleo se derramaron el 28 de octubre desde el oleoducto Keystone XL, que transporta petróleo de arenas bituminosas desde Alberta, Canadá, hasta Texas, contaminando los humedales de Dakota del Norte. Una fuga en el ducto KXL de 210,000 galones de petróleo en Dakota del Sur desató las protestas de miles de personas en 2017. A pesar de estos desastres, TC Energy, el propietario de KXL, planea expandir el ducto, que los grupos nativos y los ambientalistas están desafiando.

No es de extrañar: el contaminador en jefe Donald Trump emitió una orden ejecutiva que permite la construcción de KXL, independientemente de los peligros para el medio ambiente y la salud, la violación de los derechos indígenas a la tierra o la oposición masiva.

Las empresas codiciosas que se benefician de estos gasoductos han presionado con éxito a muchos estados para prohibir el activismo contra los oleoductos, negando el derecho básico a manifestarse. ¡Estas leyes pro corporativas diseñadas para reprimir el movimiento deben ser opuestas!

La administración racista de Trump muestra desprecio por la soberanía de los pueblos indígenas, se apodera de sus tierras y pisotea sus derechos y cultura: el amigo de Big Oil en la Casa Blanca ordenó que Bears Ears, tierra ancestral de cinco naciones nativas en Utah, se abriera al fracking corporativo, perforación y minería. Años de lucha ganaron el estatus de monumento nacional para Bears Ears; ahora estas naciones nativas están luchando contra este acaparamiento de tierras para recuperar la supervisión de su sitio sagrado y protegerlo.

Los pueblos indígenas de Hawai han estado ocupando Mauna Kea, la montaña más grande del mundo, para evitar la instalación del telescopio multimillonario de treinta metros. Es un lugar sagrado, un sitio de conservación y la cuenca de la Isla Grande.

Una lucha exitosa es ganar la conmemoración del Día de los Pueblos Indígenas en ciudades y estados de todo el país, ya que más personas rechazan el mito de Colón y quieren honrar a los nativos, no a los colonizadores.

En el 50º Día Nacional de Luto, Workers World/Mundo Obrero extiende nuestra máxima solidaridad a los pueblos indígenas de todo el mundo, y brinda nuestro apoyo incondicional a todas las luchas contra el racismo ambiental y la opresión imperialista y por la preservación del planeta y todas las formas de vida en este.

(Rachel Jones )

(Rachel Jones )

Simple Share Buttons

Share this
Simple Share Buttons