Mensaje de condolencias de la Red de Mujeres en Lucha del Centro de Acción Internacional

Las y los miembros del Centro de Acción Internacional y de su organización hermana, la Red de Mujeres en Lucha, nos unimos al dolor de nuestras queridas compañeras de la Federación de Mujeres Cubanas y de la Federación Democrática Internacional de Mujeres por el fallecimiento del siempre presente Comandante Fidel. Extendemos también estas condolencias a todo el pueblo de Cuba.

El legado de Fidel no es solo histórico.  Sus enseñanzas están vivas y son materia de diario estudio y ejecución en la lucha por un mundo con justicia social. Particularmente ahora que vivimos en un tiempo de tanto peligro a la humanidad.

Fidel, el Fidel sabio, el humilde, el generoso, el Fidel ameno y conversador, el interesado por todos los aspectos de la vida y del ser humano. ¡Cuánto se crece al estudiar a Fidel, al escuchar sus profundos discursos o leer sus análisis!

¡Qué fortuna haber vivido en tiempos de Fidel! Un hombre que soñó con una revolución para transformar la miseria que su pueblo vivía bajo la terrible dictadura de Batista, en una sociedad humana, generosa, igualitaria. Que luego junto a sus camaradas de lucha logró hacer la revolución y después desarrollarla en revolución socialista. Y cuando su condición física no se lo permitía más estar al frente, se retiró, no de ser revolucionario, eso nunca dejó de serlo. Entonces se dedicó al análisis político. A cementar las experiencias. ¿Cuántos seres en la historia de nuestros pueblos han tenido esa dicha de haber podido realizar tantas funciones durante su vida?

El imperio quiso eliminarlo, pero con cada acción hostil estadounidense, Fidel se crecía, se agigantaba.

Su sueño de una Cuba justa para su pueblo se extendió hacia todas las latitudes.  La salud, la educación, el apoyo a las luchas por la independencia, contra la explotación, tuvieron a nivel internacional el apoyo siempre activo y solidario de Cuba y de su pueblo.

En Estados Unidos, el pueblo consciente que conoce a Cuba, jóvenes pobres estadounidenses que han podido llegar a ser médicos gracias a la generosidad del pueblo cubano al estudiar en la Escuela Latinoamericana de Medicina, personas y activistas progresistas que ven a la Revolución Cubana como un Norte, recuerdan y lloran la partida física del Comandante.

Fidel, ¡siempre estarás presente! ¡Gracias por todo Fidel!

(Photo: Bill Hackwell)

Simple Share Buttons

Share this
Simple Share Buttons