Mundo Obrero
PÁGINA PRINCIPAL : :  ARCHIVO : 2012 : 2011 : 2010 : 2009 : 2008 : 2007 : 2006 : 2005
Correspondencia sobre artículos en Workers World/Mundo Obrero pueden ser enviadas a:
WW-MundoObrero@workers.org

¡Sí se puede!

César Chávez: la lucha continúa

Por Teresa Gutiérrez


César Chávez

A finales de marzo en todos los Estados Unidos, pero particularmente en el sureste, hubo actividades que conmemoraron el nacimiento de conocido chicano dirigente laboral y activista por la justicia social, César Chávez.

Chávez nació el 31 de marzo de 1927 y murió a la edad de 66 años el 23 de abril de 1993. Su vida es un gran ejemplo de la rica historia de la lucha de clase en este país.

Este líder laboral laboró para unir muchas luchas, llevando a los trabajadores a grandes logros en su proceso. Él es un gran ejemplo de cómo los oprimidos, a pesar de grandes obstáculos, pueden salir adelante para defender sus derechos de pueblo.

Cuando el murió en 1993, más de 50.000 partidarios fueron a honrar su vida. Según la página digital oficial en la Red Mundial de César Chávez, el funeral “fue el más grande presenciado por un líder laboral en la historia de los Estados Unidos.

Ahora más que nunca, las lecciones de la vida de Chávez ilustran la necesidad de continuar la lucha. Hoy los inmigrantes y los campesinos enfrentan una lucha increíble.

Arizona—donde Chávez nació—está actualmente al frente de un asalto por la derecha que rompe con todas las razones de su lucha. Grupos de vigilantes dominan las olas radiales con demagogia racista, resultando en aún más militarización de la frontera entre México y los Estados Unidos y la criminalización de los trabajadores indocumentados.

Chávez: una vida de lucha

Chávez nació en Yuma, Arizona. Desde muy temprano él sabía del extremo racismo que los mexicanos enfrentaban en este país.

Según la página digital de Chávez, la pequeña casa de adobe donde él nació fue robada por gente blanca sin escrúpulos. En 1938 él y su familia se mudaron a California. Ellos eventualmente se quedaron en San José.

De manera interesante, Chávez y su familia llegaron a vivir en un barrio llamado “Sal Si Puedes”. Décadas después, Chávez y su movimiento social por los derechos de los trabajadores de las tierras este movimiento se llegó a caracterizar por el coro, “Sí, se puede”.

Chávez tuvo dificultades en la escuela. Era prohibido hablar el español aunque esta era el idioma en muchos hogares de la región.

Él contaba que recordaba muchas veces escuchar cuando se decían muchas declara ciones racistas y notó como las escuelas estaban segregadas, el se sintió como “un mono en una jaula”.

Sin embargo, después de todo, él se convirtió en un líder mundial, que hablaba sobre muchos temas, incluyendo la guerra en Vietnam. El fue el primer líder laboral que declaró la solidaridad con las lesbianas y los gays.

Sobre todo, Chávez dejó su marca en los campos de California. Su nombre se convirtió en sinónimo con la lucha de los trabajadores de las tierras.

Este año en la fecha de nacimiento de Chávez, miles se reunieron en Los Angeles.

Su nieta Christine Chávez Delgado, dijo: “Para algunas personas él era un activista por el medio ambiente, para otros hablaba por la paz. Pero yo siempre digo que mi abuelo fue primero un líder laboral. En 1962, con la ayuda de Dolores Huerta, él fundó el sindicato United Farm Workers.

Y continúa leyendo la página del portal, “En 1962, había pocos miembros en el sindicato. Ya para el 1970, la UFW forzó a los cultivadores de uva a aceptar los contratos con el sindicato organizando así la mayoría de la industria. La razón de esa victoria fue el liderazgo incansable de Cesar Chávez a través de la huelga de la uva de Delano, sus huelgas de hambre que enfocó la atención nacional a los problemas de l@s obrer@s agrícolas, y la marcha de las 340 millas desde Delano hasta Sacramento en 1966”.

“Que ironía tan terrible es que la misma gente que cosecha el alimento que comemos no tenga suficiente para sus propios hijos”, afirmó Chávez.

El encabezó muchas huelgas y boicoteos. En 1975 estas luchas resultaron en la promulgación de la Ley de Relaciones Labo rales de Agricultores de California. Esta ley permanece como la única en
el país que protege el derecho de los
rabajadores agrícolas a organizarse en sindicatos.

No es necesario estar de acuerdo con todas las posiciones o tácticas para ver que la lucha de los trabajadores agrícolas que él encabezó cambió la faz de los sindicatos -y de la industria agrícola- para siempre.

Esta lucha dejó una huella tan profunda en el movimiento revolucionario y progresista que hasta hoy, los que fueron activistas en aquel entonces, aún lo piensan dos veces antes de comprar uvas o lechuga.

La lucha continúa

Después de muchos años de lucha, California declaró el día del cumpleaños de Chávez como día feriado. Pero esta victoria ahora está siendo amenazada por el gobernador, Arnold Schwarzenegger.

Schwarzenegger ha propuesto la eliminación de dos de los 13 días feriados esta tales. L@s latin@s temen que Schwar zen egger elimine el día conmemorativo de Chávez porque lo ignoró el 31 de marzo cuando trabajó como si fuera un día normal.

En una conmemorización del , Mario Jaramillo, un representante del sindicato en la empresa de Servicios de Tela Angelica en Vallejo California, dijo: “Por su trabajo [de Chávez], las cosas cambiaron. En talleres no sindicalizados, el trato es malo. Presionan a los trabajadores duramente, demandando mucho y sin pagar una compensación adecuada. Ahora disfrutamos un trato mejor, un salario mejor y mejores condiciones de trabajo”.

Jorge de Haro ha trabajado en los campos de vino desde 1973. Él dijo que conoce “la diferencia entre trabajar con un contrato de la UFW y sin él”.

El miembro de la UFW Robert García dijo: “Ahora tenemos cuartos de baño, agua, salarios razonables en algunos lugares, seguro médico, y procedimientos para dar las quejas”. Las cosas han mejorado. Pero es una lucha sin fin”.

De hecho, muchas de las conmemoraciones este año estuvieron marcadas por las luchas de hoy, al enfrentar chican@s y mexican@s los ataques racistas y contra el pueblo.

En Salinas, California, cientos conmemoraron el cumpleaños de Chávez mar chando en contra del cierre de tres bibliotecas. Una persona en la protesta dijo: “Cuando cierran las bibliotecas, cierran las oportunidades, particularmente en un barrio pobre. ¿Dónde pueden ir los jóvenes para encontrar una computadora?

Salinas es una comunidad agrícola conocida como la cornucopia del mundo. La ciudad tiene que recaudar $500.000 para junio. Si cierran las bibliotecas, será la ciudad más grande del país sin una biblioteca pública.

El 24 de marzo en San Antonio, Texas, donde aproximadamente un 70 por ciento de la población es mexicana o chicana, más de 15.000 personas marcharon para honrar a Chávez. La manifestación se centró en un esfuerzo ya desde cinco años para cambiar el nombre de Com
merce Street (calle del comercio) a Calle Chávez. Los políticos racistas han
frus trado los esfuerzos de la comunidad chicana.

La actividad de Chávez fue una de las manifestaciones más grandes en la ciudad desde hace mucho tiempo.

En Freehold, Nueva Jersey, inmigrantes y sus simpatizantes bloquearon una acción propuesta por un grupo anti-inmigrante, la Unión de Patriotas. Estos reaccionarios habían reservado un salón de los Veteranos de Guerras Extranjeras para un mítin en contra de l@s inmigrantes latin@s. Después que una serie de llamadas demandando que los VGE cancelaran la reservación —informando que el 80 por ciento de los usuarios del negocio de los VGE es mexicano, y que el primer soldado latino que murió en Irak era un inmigrante — ellos cancelaron la reservación.

En la Universidad del Suroeste en San Diego, Calif., FIST y MEChA conmemoraron el cumpleaños de Chávez con un evento que se llamaba “El Café de Chávez”. El tema fue “La Lucha Continúa”. Ruth Vela, una organizadora de FIST, dijo, “FIST de San Diego eligió celebrar la vida y las contribuciones históricas de César Chávez recordándole al pueblo que la lucha continúa para la juventud de color. A l@s jóvenes por todas partes del mundo se les está negando el cuidado de la salud, seguridad, alimentación y en algunos casos, aún el agua.

“Creemos que como activistas, es nuestro deber llamar la atención a estas luchas. Antes que festejar y celebrar las victorias históricas del pasado, queremos armar a la juventud de la clase trabajadora con el conocimiento de su presente para que así pueda luchar mejor contra el imperialismo en el futuro.”

Condición de l@s trabajador@s agricultores

Los Trabajadores Agrícola Unidos ganaron avances tremendos para l@s trabajador@s. Hoy todavía continúa la lucha por la dignidad y por un sueldo viable.

La agricultura es todavía la industria más grande en California. El estado produce más de la mitad de las nueces, vegetables y frutas consumidos en este país. Casi cada fruta y cada vegetal es recogido a mano. Es trabajo que quiebra la espalda.

El negocio de recoger estas cosechas depende de la obra de mano barata. Sin ella, las ganancias enormes de la industria agrícola disminuirían tremendamente. Por ejemplo, la venta anual de las fresas de California equivale a $840 millones. Ochenta por ciento de las frutillas cultivadas en los Estados Unidos es de California.

En su libro “Reefer Madness”, Eric Schlos ser muestra las muchas maneras en que los cultivadores rebajan los costos laborales para acrecentar al máximo su ganancia. Una manera de hacer ésto es pagar a los trabajdores bajo la mesa para evitar pagar los impuestos de la seguridad de desempleo, compensación de trabajadores, y los impuestos de Medicare y Seguridad Social.

Sin embargo, much@s trabajador@s indocumentad@spagan estos impuestos. Los cálculos recientes muestran que l@s trabajador@s sin documentos pagan hasta $7 mil millones al año a la Seguridad Social pero no recuperan ni siquiera un centavo. (New York Times, 5 de abril).

El trabajo como aparcero — extendido por todo California —es una de las medidas “más insidiosa por la cuál los cultivadores evitan la responsabilidad para con sus trabajador@s,” escribe Schlosser.

El libro de Schlosser describe deta
lladamente la vida difícil de los recogedores de fresas como el trabajo que paga menos y es más duro. L@s trabaja dor@s mi gran tes llaman la fresa la fruta del diablo, informaa Schlosser.

El dolor de la espalda que sufren l@s recogedor@s, es tremendo. El trabajo es por temporada y paga poco. Encontrar un lugar dónde dormir, mucho menos una casa, es una preocupación constante, por ser el costo de la vivienda astronómico. Los pocos campamentos para l@s trabajador@s son “pésimos”.

En 2005 en los Estados Unidos, muchos migrantes viven actualmente en acequias, huertos, prados, e incluso en cuevas.

Mientras existan estas condiciones, líderes como César Chávez continuarán emergiendo.

César Chávez, ¡presente!


: :  MUNDO OBRERO : :  NOTICIAS EN INGLES  : :