¡Alto la masacre en Egipto!

By on August 21, 2013

14 de agosto de 2013 – Workers World/Mundo Obrero condena la reciente masacre de partidarios de la Hermandad Musulmana que se manifestaban en El Cairo. Fue ordenada por los generales egipcios entrenados por Estados Unidos quienes previamente habían llevado a cabo el golpe militar que derrocó al presidente electo Mohamed Morsi.

Esta sangrienta masacre, junto con el nombramiento de 17 generales del ejército y dos generales de la policía como gobernadores de 19 de las 27 provincias egipcias, además de la declaración de “estado de emergencia” por el régimen golpista, debe eliminar cualquier duda que quedara acerca de la destitución de Morsi. Fue un verdadero golpe de estado militar. Su derecho democrático a gobernar sobre la base de una elección tiene más legitimidad que la imposición de cualquier general.

La acción de los generales fue dirigida no sólo contra el gobierno, que había perdido algo de apoyo popular, sino también contra los/as trabajadores/as egipcios/as y los/as agricultores. Está dirigida a restaurar el régimen dictatorial derrocado en el 2011. El último “estado de emergencia” duró tres décadas. Durante todo ese tiempo, el ejército y el Estado egipcio bajo el dictador Hosni Mubarak, sirvieron como un bastión de dominación imperialista estadounidense en la región.

Ya hay evidencia de que algunas de las personas y organizaciones que habían argumentado que el ejército estaba actuando en nombre de la insatisfacción masiva con el gobierno Morsi están ahora revisando su opinión.

En sus primeros años, el ejército egipcio era visto como una fuerza nacionalista patriótica que defendía los intereses egipcios. Sin embargo, como dijera la analista de WW/MO, Joyce Chediac en una reciente charla publicada en este periódico: “En las últimas cuatro décadas, el cuerpo de oficiales ha sido armado y entrenado por el Pentágono – a un costo de 1,3 mil millones de dólares al año. El interés de los oficiales se opone diametralmente a los intereses de los soldados comunes y del pueblo en general”.

Como prueba de la estrecha relación de Estados Unidos con los generales, está la crítica de Washington sobre la masacre y el estado de emergencia, la cual ha sido mínima. Esto es así a pesar de que sus diplomáticos habían tratado públicamente – pero fracasaron – en concertar un acuerdo que evitara un enfrentamiento, pero dejando a la Hermandad Musulmana subordinada a los generales.

Cualquiera que sean las tácticas temporales del imperialismo estadounidense, como escribió Fred Goldstein editor colaborador de Workers World/Mundo Obrero en la edición del 8 de agosto, “un Egipto estable y fiable que protege los intereses del imperialismo, es la clave para la política de la clase dominante estadounidense para su dominación del Medio Oriente. Y el fundamento real del control de Washington y el Pentágono sobre Egipto, es el ejército egipcio”.

Los/as trabajadores/as y los/as pobres de Egipto – ya sea que actualmente sigan a los Hermanos Musulmanes, estén en sindicatos o estén más orientados/as hacia las organizaciones seculares – todos/as comparten un interés de clase en la lucha contra el imperialismo y el capitalismo en Egipto. Sólo si es posible forjar la unidad en la lucha sobre la base de los intereses de clase, será posible romper y sacar del poder al ejército represivo, pro-capitalista y pro-imperialista.

Las potencias imperialistas, y especialmente Estados Unidos, son los principales responsables de la pobreza de las masas egipcias y la turbulencia en Egipto. Las organizaciones obreras revolucionarias en los Estados Unidos deben hacer todo lo posible para que EE.UU. salga del África del Norte y del Asia Occidental. También debemos explicar a los/as trabajadores/as estadounidenses la necesidad de la solidaridad con el pueblo egipcio y pronunciarnos contra el gasto del dinero de los impuestos para ayudar a las dictaduras y monarquías de la región o al estado de los colonos israelíes.

¡Alto a la masacre en Egipto! ¡Fin al gobierno militar! ¡Libertad para el gobierno electo! ¡EE.UU. y otras potencias imperialistas fuera del Oriente Medio!

Find more like this: Mundo Obrero ,


UA-33407704-1