Primero de Mayo: ¡Luchar por una huelga de masas!

Editorial WW-Mundo Obrero

Más de una docena de llamados han sido emitidos para una huelga general en EUA el 1 de mayo, Día Internacional de las/os Trabajadoras/es. Estos llamados han venido de una amplia gama de organizaciones de trabajadores migrantes, mujeres, prisioneros, revolucionarios socialistas y otras/os.

Los medios de comunicación están enviando señales de alarma al cubrir el 1 de mayo sólo como una “historia” más. Los grandes negocios están empezando a preocuparse, mientras difunden estrategias sobre cómo “neutralizar” un levantamiento de trabajadoras/es y del poder de las/os oprimidos el 1 de mayo.

Desde el comienzo de la administración de Trump, ha habido dos días de huelgas nacionales que involucraron a miles. Hubo el Día Sin Inmigrante el 16 de febrero y el Día Sin Mujeres el 8 de marzo. Otras acciones de huelga locales se están multiplicando, como la de la Alianza de Trabajadores de Taxi de Nueva York cuando se negaron a recoger pasajeros del aeropuerto en solidaridad con las protestas contra la prohibición de entrada de musulmanes.

Ha habido algo de apoyo en los sindicatos para las/os trabajadores que quieren “paralizarlo todo”. Por ejemplo, SEIU United Service Workers West, que representa a más de 40.000 trabajadoras/es de California, dijo en un comunicado: “Es hora de levantarse como pueblo contra el fascismo y el liderazgo autocrático”.

Una huelga general, como tradicionalmente es convocada por los sindicatos organizados, es una demostración del poder de la clase obrera contra el capital y los patronos. Tal huelga demuestra la poderosa conciencia de clase de que hay un “todas/os nosotros” que se extiende mucho más allá de una local.

Las/os trabajadores y las/os oprimidos ahora saben que Trump y Compañia están intentando aplastar a la clase obrera, destruyendo nuestra solidaridad, dividiéndonos por líneas de opresión. La clase dominante está tratando de hacernos luchar entre nosotras/os en vez de contra el capitalismo y el imperialismo.

Una huelga masiva del Primero de Mayo podría ser no sólo para las/os trabajadores sindicalizados, sino para todas/os nosotros que estamos en la mira: personas de color, migrantes e inmigrantes, trabajadoras/es temporales y de bajo salario, desempleadas/os y subempleados, personas LGBTQ , prisioneras/os, mujeres que trabajan dentro y fuera del hogar, jóvenes y estudiantes, personas con discapacidades que están trabajando o quieren trabajar y se les niega esa oportunidad, personas que están perdiendo acceso al cuidado de salud, la protección del medio ambiente y tanto más.

Una huelga de masas de todas/os los obreros y oprimidos combatiría de manera militante y directa la guerra capitalista que se libra contra nosotras/os a través del nacionalismo el imperialismo racista, anti-obrero y anti-mujer.

Un llamado de los sindicatos a una huelga general o de masas afirmaría la solidaridad de los sindicatos organizados con la totalidad de la clase trabajadora y de las/os oprimidos. Tal llamado debe incluir protección para aquellas/os que se arriesgan tanto ellas/os mismos como sus trabajos al participar en las acciones del Primero de Mayo.

El 13 de marzo, el Consejo Laboral de San Francisco “respaldó con entusiasmo las acciones de solidaridad de las/os trabajadores previstas para el 1 de mayo, el Día Internacional de las/os Trabajadores … para protestar contra los recientes ataques a inmigrantes, el cuidado de salud y el derecho a tener una voz en el trabajo”. La resolución llamó a un “NO A LAS REPRESALIAS contra cualquier trabajador/a – en sindicato o no” que participe ese día.

Necesitamos más de esta unidad como un trampolín para convertir el 1 de mayo en una huelga de masas contra un estado cada vez más represivo que regala dinero a los súper ricos mientras ataca a las/os trabajadores y oprimidos. ¡Y como un trampolín hacia el socialismo y el poder obrero!

Y necesitamos una huelga de masas global, porque el capitalismo en su forma altamente globalizada no puede ser combatido con éxito ciudad por ciudad, región por región o país por país.

¿Puede haber tal huelga? Como la gran revolucionaria comunista Rosa Luxemburgo escribió sobre la huelga de masas: “La rígida concepción mecánica-burocrática no puede concebir la lucha sino como el producto de la organización en una cierta etapa de su fuerza. Por el contrario, la explicación viva y dialéctica hace que la organización surja como un producto de la lucha”. (Tinyurl.com/hw4wlgl)

Luchemos, y en esa lucha construyamos lo que necesitamos para ganar.

¡Adelante con la huelga del Primero de Mayo!