Los retos que plantea la ofensiva de la derecha en América Latina

PARTE III

Esta es la tercera y última sección de la exposición presentada por Olmedo Beluche, Analista y autor marxista panameño, profesor de sociología de la Universidad de Panamá y miembro del Polo Democrático. Beluche hizo su presentación durante un foro titulado “La situación de las Izquierdas en America Latina,” organizado por la Fundación Friedrich Ebert en la ciudad de Panamá el 25 de agosto del 2016.

III. América Latina requiere una nueva oleada revolucionaria

Hacer frente a la ofensiva del capitalismo imperialista coaligado con las derechas y burguesías nacionales requiere un vuelco en la lucha de clases que devuelva a la acción ofensiva a las masas trabajadoras. Sólo la movilización popular revolucionaria, no la movilización clientelista electorera, ni las medidas de conciliación con la burguesía, puede hacer la diferencia en la correlación de fuerzas.

De hecho, en muchos sectores de América Latina las luchas no se han detenido y continúan, pero tampoco han escalado a nivel de los años 90. Para rebasar los límites que alcanzaron las revoluciones democráticas y antineoliberales de los años 90, se requerirán nuevas revoluciones, las revoluciones del siglo XXI, las cuales ya se están gestando en las luchas populares actuales, especialmente entre la juventud antisistema que combate en todos lados.

La movilización independiente y revolucionaria de las masas trabajadoras y populares, su intensidad y maduración consciente es un proceso objetivo, cuyo curso y ritmos es difícil de prever y dirigir. Como el vino, las clases trabajadoras requieren tiempo de maduración, para agotar experiencias, para sacar conclusiones, para construir nuevas direcciones políticas, para decidir cursos de acción.

Enfrentar exitosamente la ofensiva reaccionaria requerirá de nuevas dirigencias que se alejen de dos defectos políticos muy en boga en la actualidad: por un lado, el oportunismo de quienes no pretenden otra cosa que administrar el sistema capitalista, sin rebasar los límites hasta ahora alcanzados; y el sectarismo, que reniega de las experiencias concretas de la gente, por lo que no embona con su imaginario, incapacitándose para hablarles a las masas que se han movilizado bajo la dirección política de Chávez, Evo, Correa, los Kirchner o Lula.

Se requerirán nuevas direcciones políticas dispuestas a asumir riesgos y costos en el enfrentamiento a la reacción imperialista, para derrotar la ofensiva reaccionaria, combinando la lucha por derechos democráticos y humanos, antineoliberales, con verdaderas medidas de corte socialistas, como: poder obrero real, mediante organismos asamblearios, nacionalización de la banca, la industria y el comercio exterior.

Partes primera y segunda:
www.workers.org
http://tinyurl.com/zeprb5j
http://tinyurl.com/h69luv5