Mi visita con Fidel

bertajoubertceciandfidelcastroMucho se ha dicho y escrito sobre las contribuciones del Comandante Fidel a las luchas de liberación en América Latina, el Caribe y en todo el mundo. Pero rara vez sus contribuciones personales y sus atributos se destacan lo suficiente. Fueron las cualidades revolucionarias de Fidel lo que hizo que su liderazgo diera un gigantesco paso adelante en favor de la liberación popular y del socialismo revolucionario, no sólo en Cuba, sino también internacionalmente.

Fidel dejó un tremendo legado, tantas lecciones, enseñando a través del ejemplo personal cómo ser un socialista revolucionario verdadero y consistente.

Conocí a Fidel en 1993 durante una delegación de solidaridad médica a la isla. El ex fiscal general de los Estados Unidos, Ramsey Clark, la escritora Alice Walker y el fundador del Movimiento Indígena Americano Dennis Banks, encabezaron la delegación de 10 personas, que también incluía a varias/os médicos. Fue durante la epidemia de neuropatía óptica que afectó a miles de cubanas/os y que el bloqueo criminal estadounidense agravaba debido a la dificultad en obtener materiales del exterior.

La crisis, sin embargo, se resolvió como tantas dificultades en Cuba, debido al espíritu creador de la Revolución. Una cualidad inspirada por Fidel: no aceptar una derrota, sino revertirla y convertirla en victoria. Así es como el revés tras el ataque de Moncada – cuando muchos revolucionarios fueron asesinados por las fuerzas de Batista, y Fidel encarcelado- se convirtió en una revolución victoriosa.

La delegación se reunió con Fidel durante tres horas por la noche en el Palacio de la Revolución. Durante esa visita, su gran habilidad para conversar, hacer que las personas se sientan cómodas y al mismo tiempo conseguir que hablen de temas valiosos y relevantes, mientras hace que su interlocutor/a profundice su propia comprensión y reflexione sobre esos mismos temas, fue impresionante.

Pero eso no es sólo un buen rasgo personal, sino que ilustra vívidamente su profundo enfoque dialéctico de la vida. Algo que nosotras/os como revolucionarios marxistas debemos vigilar y practicar constantemente, sobre todo cuando vivimos en una sociedad marcada por el pensamiento metafísico – la premisa de que básicamente, las cosas no cambian y que no hay ninguna interrelación con otros acontecimientos.

La conversación casual no es parte del vocabulario de Fidel. Para él, cada persona que conoce, es una fuente de nueva información, de nuevas experiencias. Hablar con Fidel es como desentrañar un misterio. Siempre tenía una pregunta; querer aprender más, saber sobre las razones y las bases de una afirmación. Para mí fue fascinante. Nunca había conocido alguien como él.

A través de su conversación con Dennis Banks aprendimos sobre la lucha por mantener el lenguaje y la historia de los pueblos indígenas en Estados Unidos, mientras que con Alice Walker el tema era la falta de desarrollo adecuado de África debido al colonialismo, y su investigación sobre la mutilación genital de niñas africanas. Conmigo, sabiendo que soy Boricua, la conversación giró sobre la aniquilación de nuestros indígenas Taínos por el colonialismo español y el estado actual de Puerto Rico bajo la dominación estadounidense.

Fidel está más vivo que nunca. Se ha convertido en el vínculo que une a los pueblos de todo el mundo. No es casualidad que la cualidad que generalmente se estudia primero sobre Fidel es el concepto de Unidad.

¡Viva Fidel! ¡Viva la lucha socialista internacional!