Fidel sobre el bloqueo estadounidense a Cuba

fidel_castro28 de noviembre de 2016

El año pasado, a pesar de alguna mejoría en las relaciones bilaterales, el bloqueo de EUA – que aún existe – le costó a Cuba más de 4 mil millones de dólares, al mismo tiempo que obstaculizó todos los aspectos de la vida cubana. Estados Unidos sigue imponiendo multas a bancos y empresas. Organizaciones estadounidenses como la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria y personas como Albert Fox siguen siendo víctimas y son hostigadas por oponerse al bloqueo estadounidense.

Los planes de EUA para bloquear la economía cubana comenzaron con un memorando interno del Departamento de Estado fechado el 6 de abril de 1960, titulado “El Declive y Caída de Castro”. Ahora público, el primer punto de la nota es que “la mayoría de los cubanos apoya a Castro”. La segunda es que “no hay una oposición política efectiva”. (Tinyurl.com/h6tm8e5)

El memorándum reconoce que “el único medio previsible de alienar el apoyo interno es a través del desencanto y la desafección basada en la insatisfacción económica y en dificultades. … De ahí se deduce que todos los medios posibles deben ser emprendidos sin demora para debilitar la vida económica de Cuba … para disminuir los salarios reales y monetarios, para provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.

Once presidentes y 56 años más tarde, Washington, después de no haber “derribado” al gobierno cubano, todavía emplea el viejo libro de guerra económica de EUA. El bloqueo está eclipsado porque ahora hay vuelos directos desde EUA a Cuba, embajadas correspondientes y conversaciones bilaterales mutuamente respetuosas con acuerdos. Y el presidente Barack Obama visitó Cuba en marzo.

Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los socios comerciales de EUA, Cuba todavía está impedida de usar dólares, todavía debe pagar en efectivo por adelantado para comprar de EUA y no puede exportar a EUA. Washington todavía intenta subvertir Cuba con programas de desestabilización, emisiones de televisión e incentivos financieros especiales para impulsar la inmigración irregular. Agentes estadounidenses incluso tratan de atraer a médicos cubanos que ayudan a los países pobres y proporcionan socorro en casos de desastre.

Fidel sobre las fortalezas de Cuba

El 1 de mayo de 2003, Fidel Castro, entonces presidente de Cuba, habló en el Monumento a Martí en la Plaza de la Revolución en La Habana luego de una década de haber sufrido – pero luego vencido – el choque de perder a sus principales socios comerciales:

“Cuando la URSS y el campo socialista desaparecieron, nadie apostaba un solo centavo por la supervivencia de la Revolución Cubana. Estados Unidos arreció el bloqueo. Surgieron las leyes Torricelli y Helms-Burton, ambas de carácter extraterritorial. Nuestros mercados y fuentes de suministros fundamentales desaparecieron abruptamente. El consumo de calorías y proteínas se redujo casi a la mitad. El país resistió y avanzó considerablemente en el campo social. Hoy ha recuperado gran parte de sus requerimientos nutritivos y avanza aceleradamente en otros campos. Aun en esas condiciones, la obra realizada y la conciencia creada durante años obraron el milagro. ¿Por qué resistimos? Porque la Revolución contó siempre, cuenta y contará cada vez más con el apoyo del pueblo (Aplausos),un pueblo inteligente, cada vez más unido, más culto y más combativo”. (tinyurl.com/jdwd8b7)

En 2016, por 25º año consecutivo, la Asamblea General de la ONU instó a EUA a poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero de Cuba. Cuando esta convocatoria fue presentada por primera vez en 1992, 59 países apoyaron a Cuba, 71 se abstuvieron y 3 votaron en contra de Cuba – Estados Unidos, Israel y Rumania. Este año, de 193 países, 191 votaron por Cuba, y ninguno votó en contra. Sólo dos – EUA e Israel – se abstuvieron.

En 1960, Washington comenzó un ataque contra un gobierno popular y continúa este ataque en 2016. El gobierno cubano todavía tiene el apoyo de su pueblo. Es hora de que el bloqueo termine.