Nueva fase de lucha en Puerto Rico

Cuando el presidente Barack Obama firmó el jueves 30 de junio, la Ley de Fiscalización, Manejo y Estabilización Económica de PR – Promesa por sus siglas en inglés – desató una nueva fase de lucha en la isla/archipiélago.

La Ley aprobada por el senado estadounidense un día antes, y calificada en la mayoría de los medios corporativos como una “ayuda” a PR, tiene al contrario, la intención de establecer una agencia de cobro a través de una Junta de Control Fiscal para el beneficio de los bonistas y a expensas del pueblo boricua.

El apuro para su aprobación se debía a que el 1ro de julio vencía el pago de casi dos mil millones de dólares en intereses y principal, de los más de 70 mil millones en deuda pública que la isla ha acumulado a través de los años. En la isla, ya el gobernador Alejandro García Padilla había sometido a la Legislatura puertorriqueña una ley para declarar una moratoria al pago de la deuda, anunciando que el gobierno no tenía la suficiente liquidez para hacer los pagos de la deuda y a la vez proveer los servicios básicos y esenciales para el pueblo.

De hecho, el viernes 1ro de julio se produjo el tan discutido impago, sumándose al impago de más de 400 millones el pasado mes de mayo.

El mismo día, pero horas antes, como preludio al anuncio del impago, la firma auditora KPMG publicó su voluminoso informe – muchas veces exigido por acreedores y el congreso estadounidense – sobre el estado financiero del gobierno para el año 2014. Según KPMG, el gobierno ya tenía para ese entonces un déficit acumulado de $50 mil millones y cuestionaba la capacidad del gobierno para seguir operando. (elnuevodia.com, 1 de julio)

Quien lee las declaraciones de García Padilla sobre el impago y la necesidad de anteponer las necesidades del pueblo, pensaría que gobierna en beneficio del pueblo. Nada más lejano a la verdad. Tanto García Padilla como la y los gobernantes anteriores, tanto populares del PPD como estadistas del PNP, en la mayoría se han aprovechado de su posición, enriqueciéndose y llenando de corrupción sus administraciones mientras gobernaban sometiéndose a los intereses del imperio estadounidense.

Como resultado, si algo está ocurriendo en PR, es la enorme insatisfacción de la mayoría del pueblo por el gobierno y el indefinido estatus colonial.

Convergencia de situaciones adversas

Para entender mejor esta nueva fase de la lucha en PR, sería conveniente ver el contexto en que acontece.

La situación de crisis fiscal ha tenido graves consecuencias en muchos renglones del país. Las medidas que el gobierno ha implantado – con asesorías de firmas estadounidenses, incluyendo las contenidas en el Plan Krueger  de 2015 – han llevado a la pobreza y desesperación del pueblo.

Enumerando sólo algunas de las situaciones que están impactando al pueblo y que disminuyen la calidad de vida son: aumento de la violencia y la criminalidad, incluyendo robos y “carjacking” que se ha vuelto una ocurrencia diaria. Ejecuciones hipotecarias de viviendas y autos. Deterioro de la salud por el alto costo de los servicios médicos y la falta de médicos y otros profesionales de la salud que a diario emigran hacia EUA. Hambre y pobreza que se ven agudizadas por los despidos, la falta de servicios básicos y el encarecimiento de la vida resultado de los múltiples impuestos con los que el gobierno ha querido remediar la falta de liquidez.

A esto se añade una epidemia del virus del Zika y la reducción de trabajadoras/es entrenados y profesionales, por el reclutamiento de agencias de EUA, entre otras situaciones. Sobre este último apartado es importante informar de un peligroso desarrollo ocurrido hace pocos días.

El hecho de que en PR hay una fuerza laboral empobrecida pero con buena preparación, son bilingües y además tienen la ciudadanía EUA, atrae agencias estadounidenses que ofrecen mejores sueldos que en la isla, donde no solo ganan menos, sino que sus trabajos están en riesgo de perderse, en caso de quienes afortunadamente tengan empleos.

Ya han ido a PR desde EUA para reclutar enfermeras/os, maestras/os, médicos y otros profesionales. Pero es el reclutamiento a la policía lo que es aún más preocupante. Con la excusa de que hay más latinas/os en las ciudades de EUA, reclutan para enfrentar a boricuas contra el pueblo negro y latino. Esto es lo que hizo nada menos que la policía de Baltimore. La ciudad que vive la impunidad de los asesinos de Freddie Gray. ¡Mil seiscientas personas en PR se registraron para tomar el examen!

¡Comienza la lucha!

Aunque aún no hay una unidad de acción, los diferentes sectores en PR se están movilizando.

Las/os maestros con sus acciones consistentes y militantes lograron detener una medida, el “Plan Bhatia”, en la legislatura de PR que entre otras provisiones, quería implantar la privatización de muchas escuelas, el despido de miles de maestras/os, y la destrucción de la educación pública.

El Frente Unido en Contra de la Fumigación Aérea, compuesto por varias organizaciones ambientalistas, de salud, agricultura, justicia social y otras, han convocado diversas acciones, incluyendo manifestaciones en contra de la fumigación aérea del tóxico Naled propuesto por la CDC para “erradicar” el mosquito que lleva el virus del Zika. En PR hay una gran oposición a su uso por no solo ser perjudicial a las personas, sino también por el daño a las abejas, lo que a su vez perjudicaría la agricultura. Han sometido otras formas más adecuadas para combatir el zika, pero aún el gobierno no las ha aceptado. Sin embargo, gracias a las protestas, se detuvo la fumigación que iba a comenzar el viernes 1ro de julio. El Frente seguirá con movilizaciones esta semana cuando se celebrarán vistas públicas sobre el uso del Naled.

El jueves 30 de junio, el militante y clasista sindicato UTIER que representa a las/os trabajadores de la AEE, tuvieron un exitoso paro de 24 horas para protestar y luchar contra la intención de la AEE, ahora reorganizada bajo las pautas de Lisa Donahue, de Alix Partner, que buscaba la privatización y reestructuración de la agencia estatal para beneficiar a los bonistas. Entre las propuestas de Donahue están la reducción de beneficios en el plan médico y las pensiones de las y los jubilados. Durante el paro, que se dio a nivel de toda la isla, celebraron una concurrida marcha desde las instalaciones de la AEE recorriendo calles del área metropolitana.

Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la UTIER, resalta la importancia de este sindicato cuando declara que “Nosotros en la UTIER hemos luchado por construir una base de derechos para toda la clase trabajadora de nuestro país. Es con ese principio que defendemos con fuerzas nuestro Plan Médico y Sistema de Retiro, los cuales deberían ser garantizados para todos los ciudadanos. Pero lamentablemente esa no es nuestra realidad como pueblo, lo que no debe impedir que luchemos para lograrlo”. (UTIER.org, 1 de julio)

Tan pronto se dio a conocer la aprobación de la “Promesa” por el senado estadounidense, un puñado considerable de jóvenes fue a manifestarse frente a los portones del edificio del Tribunal Federal en San Juan en la madrugada del jueves. Ahí establecieron un Campamento Contra la Junta (#‎campamentocontralajunta) y dicen que no se irán hasta que sus demandas sean oídas. A través de su página de Facebook, envían y reciben mensajes y hacen conocer sus demandas. Su pedido es la unidad del pueblo contra la JCF, contra el coloniaje, contra la fumigación de naled, y en defensa de las playas, la escuela pública y el pueblo.

El viernes, los agentes federales amenazaron con desahuciarlos aunque no dieron fecha. Sin embargo, desde entonces el campamento ha ido creciendo mientras más personas se suman. A través de su página reciben mensajes de solidaridad de organizaciones y personas tanto en la isla como en EUA.

Convocaron un día de acción para el 4 de julio con el siguiente mensaje: “Convocamos esta manifestación como un acto de demonstrar oposición a la condición colonial de todxs lxs puertorriqueñxs y denunciar la imposición de una Junta de Control Fiscal a través de medios educativos y artísticos. Esta manifestación es simbólica ya que mientras los Estados Unidos celebra su independencia, simultáneamente establecen proyectos para esclavizar y encarcelar a sus colonias. Es momento de que el pueblo puertorriqueño se una para decir en conjunto: #NoALaJuntaDeControlFiscal; #NoALaDeuda; #SíALaDescolonización

Para seguir este movimiento por Facebook y enviar mensajes de solidaridad, pueden ingresar a su página tinyurl.com/hzvvpj6