EUA amenaza gobierno centro-izquierdista de Portugal

¿Es enviado de EUA a Portugal o pro-cónsul del Imperio? El embajador Robert Sherman, hablando en Radio Renascença de Portugal hace una semana advirtió a los portugueses que EUA estaba “preocupado” por el nuevo gobierno. Preguntó si el gobierno de centro-izquierda portugués se mantendría leal a la OTAN y cumpliría con las crecientes demandas de la alianza.

Si el imperialismo EUA dice que está “preocupado”, es una amenaza. Eso hace que sea importante examinar lo que ha estado sucediendo en Portugal.

Durante los últimos cuatro años, mientras un gobierno de centro-derecha estaba recortando pensiones, eliminando la atención médica y disminuyendo la educación, la economía estaba estancada. Hubo una tasa de un 14 por ciento de desempleo oficial en marzo y una tasa de desempleo real – que teniendo en cuenta la emigración y los trabajos de tiempo parcial – era más como un 29 por ciento. (Algarve News, 26 de marzo)

Estas condiciones llevaron a un fiasco electoral para la coalición derechista. En las elecciones del 4 de octubre, la coalición de centro-derecha perdió el 12 por ciento de los votos y 25 escaños. Ahora esta coalición derechista, odiada por las/os trabajadores, no podrá formar una mayoría.

El Partido Socialista (PS) tuvo algunos logros, pero con 86 puestos no tenía lo suficiente para una mayoría. El Bloque de Izquierda (BE), cuyo programa y estructura es similar al de Syriza en Grecia, es decir, izquierda socialdemócrata, duplicó sus votos y ganó 19 escaños. La alianza del Partido Comunista Portugués–Verdes, llamada CDU, ganó un poco y obtuvo 16 escaños. Si los tres se ponen de acuerdo sobre una coalición, podrían garantizar una mayoría estable en la Asamblea Nacional (AN) .

En las semanas siguientes a la elección, el derechista Presidente Cavaco da Silva, estaba violando la Constitución. Se negó a invitar al PS para tratar de formar un gobierno haciendo algún tipo de acuerdo con el PCP y BE. En vez, trató de mantener al antiguo régimen en el poder. Finalmente, el PCP hizo una moción para rechazar el gobierno derechista minoritario. El 10 de noviembre, esta moción ganó en la AN, mientras miles de trabajadoras/es se manifestaban movilizados por la federación sindical CGP-IN.

El PCP y BE están apoyando al gobierno PS desde afuera. No van a participar como ministros. Según el acuerdo, el PS no atacará la clase obrera, y la coalición intentará revertir algunas medidas de austeridad impuestas anteriormente. El BE y PCP, quienes se oponen a la OTAN, no harán de esta oposición una condición para permanecer en la coalición.

No hay que hacerse ilusiones sobre el PS. Este partido nació en el período revolucionario de 1974-1975 nutrido por EUA y el imperialismo alemán con el fin de sacar al PCP. Desde los 40 años transcurridos desde ese período, el PS ha alternado en el poder con los dos principales partidos de derecha, y últimamente también ha impuesto austeridad.

Hasta el momento, la única victoria de las/os trabajadores es que derrocaron el gobierno de centro-derecha. Es poco probable que la coalición PS-BE-PCP, aunque permanezcan unidos en la AN, podrá obtener logros para las/os trabajadores a través de la vía parlamentaria. Es posible, sin embargo, que los partidos de izquierda utilicen su presencia en la AN para movilizar la lucha de clases en las bases de las masas populares en las calles, fábricas y recintos universitarios.

De 1974 a 1978, el embajador estadounidense Frank Carlucci actuó exactamente como un pro-cónsul del Imperio. Amenazó con intervención militar por la OTAN desde el Atlántico, maniobró con los elementos de derecha que quedaban en el Ejército y con el PS. Su objetivo era evitar una revolución obrera y mantener al PCP fuera del gobierno.

Por eso es un recordatorio para todas/os nosotros cuando el marxista odiario.info advierte en un editorial que Sherman está “imitando” a Carlucci. Washington está amenazando nuevamente la soberanía de Portugal. El movimiento obrero aquí tiene que estar listo para protestar y detener esta intervención.