Estudiantes negras/os lideran resistencia al racismo

Al menos 30 recintos estadounidenses realizaron protestas el 18 de noviembre para responder al creciente número de ataques racistas que están especialmente dirigidos contra estudiantes negras/os y el movimiento Black Lives Matter, BLM (La vida de los negros importa). Estas acciones fueron organizadas por el recién formado Colectivo de Liberación Negra, que creó #studentblackoutday. Entre las universidades que llevaron a cabo estas protestas estaban Tufts, la Universidad de California en Los Ángeles, Stanford, Yale y la Universidad de Massachusetts en Amherst.

La gran mayoría de estas universidades tienen poblaciones estudiantiles que son en gran parte blanca y privilegiada con un pequeño porcentaje de estudiantes afroamericanas/os y de otras razas.

Este “Día Nacional de Acción” fue la segunda respuesta coordinada desde la inspiradora victoria en la Universidad de Misuri, donde un frente unido de estudiantes blancos y negros, incluyendo el equipo de fútbol, obligó al canciller y al presidente a dimitir el 9 de noviembre. Ambos demostraron ser indiferente a los constantes ataques racistas.

Esta universidad está a sólo 100 millas de Ferguson-Misuri, donde el 9 de agosto del 2014, Michael Brown, un joven negro, fue asesinado por un policía blanco, quien posteriormente fue exonerado por un gran jurado secreto.

El hecho de que estas protestas tomaran lugar en muchos recintos refleja el alarmante número de incidentes racistas, que no son un fenómeno nuevo – pero ahora se están produciendo en todo el país. Estos incidentes son una extensión de los innumerables casos de brutalidad policial, especialmente asesinatos, de jóvenes negras/os en los centros urbanos, y la alta tasa de encarcelamientos masivos.

El mundo entero está viendo claramente la fea realidad de lo que realmente está pasando dentro de estas llamadas “instituciones de educación superior” – es decir, las actitudes y acciones de supremacía blanca, que comienzan desde el tope de la administración colegial.

Una página de Facebook llamada “Unión de estudiantes blancos illini” fue descubierto recientemente en la Universidad de Illinois en el área llamada Urbana-Champaign. Esta página neofascista ha demonizado al movimiento BLM tildándolo de “terrorista”. Instó a tomar fotos de activistas negros en las protestas en este recinto.

Los creadores de esta página reaccionaria dicen que se inspiraron para comenzar la “Unión” racista después de ver la película, “American History X” del año 1998, una película centrada en la vida de un simpatizante nazi.

Estudiantes de derecho de Harvard: ¡Royall debe caer!

En la Universidad de Derecho de Harvard en Cambridge-Massachusetts, los racistas han desfigurado retratos de profesores negros con cintas adhesivas negras. Michele Hall, una estudiante negra de segundo año, dijo de las desfiguraciones al Washington Post: “No me sorprendió. Esto es parte de lo que está ocurriendo aquí en Harvard y en otras instituciones de todo el país. Es parte de una narrativa más amplia de que estudiantes negros y estudiantes de color no pertenecen aquí y son excluidos”. (19 de noviembre)

Aparte de pedir una investigación de las desfiguraciones como crímenes de odio, el mismo artículo señala que las/os estudiantes negros se han organizado bajo el nombre “Royall Debe Caer”. Este grupo se describe como “un movimiento de estudiantes que piden la descolonización de nuestro recinto, los símbolos, el plan de estudios y la historia de la Escuela de Derecho de Harvard”.

Una de las primeras demandas de este grupo es reemplazar la insignia de la escuela de derecho, que es el mismo escudo perteneciente a Isaac Royall Jr., un propietario de esclavos, cuya herencia ayudó a fundar la Escuela de Derecho de Harvard.

Lo qué está pasando en las Universidades de Illinois y Harvard es sólo la punta del témpano en términos de una creciente lucha revolucionaria de resistencia en los recintos estadounidenses. Las protestas contra el racismo, sexismo y opresión lgbt están tomando muchas formas y exigiendo demandas inmediatas.

Por ejemplo, en la Universidad de Princeton, las/os estudiantes realizaron una protesta en la oficina del presidente el 19 de noviembre, exigiendo que el nombre del presidente racista Woodrow Wilson fuera removido de todos los edificios del recinto. Durante la presidencia de Wilson en la década de 1920, el Ku Klux Klan se envalentonó y miles marcharon por las calles de Washington-DC. 

Es importante para todas/os los que están en el movimiento progresista seguir fortaleciendo su solidaridad antirracista con BLM dentro y fuera de los recintos – para ayudar a debilitar la pauta de dividir y conquistar del capitalismo en este país y en el exterior.