Estudiantes de Misuri golpean racismo

La ira y el poder de las/os estudiantes, organizados bajo el liderazgo de las/os más oprimidos, no sólo puede exigir y luchar por ellos, sino que puede ganar. Una victoria contra el racismo fue ganada hoy cuando el presidente de la Universidad de Misuri Tim Wolfe renunció, después de semanas de protestas por las/os estudiantes.

Las protestas estudiantiles desde finales de septiembre, una huelga de hambre, el anuncio del equipo de fútbol Mizzou declarando un boicot del resto de la temporada, y un paro inminente de la facultad, todos exigían la destitución de Wolfe por fracasar al no luchar contra una serie de actos racistas en y cerca del recinto en Columbia-Mo., al noroeste de San Luis.

Wolfe hizo el anuncio durante una reunión por la mañana de la Junta de Comisarios, órgano gobernante de la universidad. “Asumo toda la responsabilidad de esta frustración [de estudiantes] y asumo toda la responsabilidad por la inacción que ha ocurrido”, indicó.

El liderazgo del gobierno estudiantil de licenciatura, que representa a 27.000 estudiantes, emitió públicamente una carta esta mañana antes del anuncio de la renuncia, exigiendo que Wolfe dimitiera. Sólo el 8 por ciento del cuerpo estudiantil de Mizzou es afroamericano, sin embargo, las/os estudiantes apoyaron firmemente la lucha contra el racismo y otras formas de opresión.

La carta decía en parte: “En agosto de 2014, la Universidad de Misuri guardó silencio por el asesinato de Michael Brown. En los siguientes meses, nuestros estudiantes quedaron varados, obligados a enfrentarse a un aumento de tensión y desigualdad sin apoyo sistémico. Durante los últimos 16 meses, la calidad de vida de nuestros estudiantes sólo ha empeorado…”

“El liderazgo [de Wolfe] innegablemente nos ha fallado y a los estudiantes que representamos. Él no sólo ha permitido una cultura de racismo desde el inicio de su mandato en 2012, sino que descaradamente ha ignorado y despreciado las inquietudes de los estudiantes. … Si bien reconocemos que la carga de la opresión sistémica no cae del todo sobre sus hombros, como líder de este sistema es su prerrogativa el escuchar y responder a los estudiantes. Ha fracasado en esto completamente. Estudiantes de diferentes razas, géneros, sexualidades, habilidades, y de otras nacionalidades no han tenido sus identidades representadas”.

Una primera victoria importante

Jonathan Butler, un estudiante graduado afroamericano de 25 años, había estado en una huelga de hambre por una semana cuando llegó la noticia de que Wolfe había renunciado.  Cuando anunció el fin de su huelga de hambre, Butler tuiteó ¡”Éste es solo el primer paso! ¡Más cambios vendrán!  #TheStruggleContinues#ConcernedStudent1950″.  

El último ‘hashtag’, utilizado por el grupo de estudiantes antirracistas, se refiere al año en que estudiantes negros fueron admitidos por primera vez en la Universidad de Misuri.

Michael Sam, el primer jugador profesional de fútbol estadounidense abiertamente gay y ex jugador del equipo de Mizzou, expresó su solidaridad con las acciones de Butler.  (can.com, 9 de noviembre)

El 7 de noviembre, el grupo de fútbol de la universidad anunció que boicotearía el resto de la temporada.  Anthony Sherrils, jugador y estudiante de segundo año, publicó en medios de comunicación social una foto de 32 jugadores de fútbol, blancos y negros, con una declaración exigiendo que Wolfe renuncie o sea despedido de su puesto como presidente.  El 8 de noviembre, el entrenador jefe Gary Pinkel anunció su solidaridad con su equipo en Twitter: “La  familia Mizzou está unida. Apoyamos a nuestros jugadores.  #ConcernedStudent1950 GP”.

En el anuncio público los jugadores dijeron: “Los atletas de color en el equipo de fútbol de la Universidad de Misuri realmente creen que ‘La injusticia en cualquier lugar es una amenaza a la justicia en todas partes’. Ya no vamos a participar en ninguna actividad relacionada con el fútbol hasta que el presidente Tim Wolfe renuncie o sea eliminado debido a su negligencia hacia la experiencia de los estudiantes marginados.  ¡ESTAMOS UNIDOS!!!”  (espn.com, 9 de noviembre)

Payton Head, el presidente de la Asociación de Estudiantes de Misuri en Mizzou, recibió epítetos racistas cuando comenzó el año académico en septiembre.  Head utilizó Facebook para reportar los incidentes y hablar contra el racismo, el asalto sexual y la opresión de la expresión de género.  Esta transparencia en los medios sociales causó una avalancha de indignación de las/os estudiantes y apoyo por la lucha.

Otros incidentes incluyeron el despliegue de banderas confederadas y una esvástica garabateada en heces en una pared del baño de un dormitorio.

El 9 de noviembre, Reuters informó que el hashtag #Concernedstudent1950 es uno de los temas más corrientes y populares en Twitter y Facebook, y que #Mizzou fue el hashtag más popular en Estados Unidos.

La mayoría de quienes utilizan los medios sociales están reportando la renuncia de Wolfe como una victoria en la lucha contra el racismo.  Muchas/os están afirmando que la lucha acaba de empezar y que todavía queda mucho por hacer en el campus de Mizzou en Columbia-Misuri, y en otras ciudades por los Estados Unidos para combatir y erradicar el racismo y el terror racista.