Consejo de Seguridad ONU autoriza ataque naval UE contra buques de migrantes en Mediterráneo

Más militarización en el Mediterráneo ha sido aprobada por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU el 9 de octubre. Con una votación de 14 a 1, se facultaron las fuerzas navales de la Unión Europea para supuestamente detener y hacer retroceder a buques que transporten inmigrantes hacia el sur Europa a través del Mediterráneo. Sólo la República Bolivariana de Venezuela se abstuvo de votar. Millones de personas han sido desplazadas de África, Medio Oriente y Asia en la peor crisis de refugiados desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Este renovado esfuerzo denominado “Operación Sofía”, consiste de seis buques de guerra de la UE en constante patrullaje por la costa de Libia. A estos barcos se les ha dado la capacidad de detener, confiscar, detener y destruir los barcos utilizados por los traficantes de personas que llevan miles a Europa cada semana.

Un comunicado emitido por la operación naval de la UE decía que, “Los activos abordarán, registrarán, confiscarán y desviarán, en alta mar, los buques sospechosos de ser utilizados para el contrabando o la trata de personas”. (eeas.europa.eu) Un portaaviones italiano, una fragata francesa y otra británica, junto a un barco español y dos alemanes, encabezarán la misión, que sigue el mismo patrón que las expediciones antipiratería de la UE por el Cuerno de África.

La agencia de noticias Francia 24 reportó el 7 de octubre: “Se espera que al menos otros tres buques suministrados por las armadas belga, británica y eslovena llegue a la zona a finales de octubre para completar la fuerza, que también incluye cuatro aviones y 1.318 personas. Pero la operación es una gota en el océano comparado con la inmensa magnitud del problema que ha visto 630.000 inmigrantes entrar ilegalmente a la UE este año mientras la gente huye de conflictos en Siria, Afganistán e Irak”.

Imperialistas tratan de mantener unidad en medio de crisis

La crisis migratoria ha dividido profundamente a los estados miembros de la UE, lo que llevó a los líderes de Francia y Alemania a emitir una declaración conjunta llamando a la unidad.

Otros países como Hungría, han erigido vallas para mantener a las/os migrantes fuera de su territorio, mientras que abusan de las/os que ya han entrado, forzándoles a centros de detención y golpeándoles y echándole gases a personas de la 3ra edad, hombres, mujeres y niños.

Los estados europeos se afectaron mucho por la crisis capitalista mundial de 2007-09. Las tasas de desempleo y pobreza aumentaron incluso en países relativamente ricos como Francia, Alemania y Bretaña. Las tensiones raciales entre comunidades oprimidas y gobiernos en estos estados se han intensificado en la última década.

No obstante, las principales economías de Europa reconocen que a menos que presenten una postura más liberal hacia la comunidad internacional, resultará aún más difícil hacer valer su derecho a mantener su presencia militar en África, Oriente Medio y Asia. Mientras que Alemania y Francia enmarcan su respuesta a la crisis de migrantes y refugiados – que en realidad está diseñada para continuar su papel neocolonialista – como una “misión humanitaria”, los europeos están tratando de apaciguar una potencial calamidad o ruptura dentro de las estructuras de la UE.

El escritor Mustapha Karkouti de Gulf News señaló el 10 de octubre que “Los dos gigantes europeos, Alemania y Francia, han advertido recientemente que Europa se enfrenta a una seria división sobre Siria, ya que tanto la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés François Hollande, han pedido unidad a los 28 países que integran la UE.  Juntos, hablándoles al parlamento de la UE el miércoles pasado [7 de octubre] en Estrasburgo, trataron conjuntamente de persuadir a los estados miembros que están orientados hacia el interior, que van a estar mejor si permanecen en el bloque europeo”.

La rivalidad inter-imperialista entre los estados miembros de la UE y EU y Canadá, hace necesario fomentar la ilusión de unidad en relación a la crisis migratoria.  Sin embargo, los miembros más recientes que eran estados de orientación socialista en alianza con la Unión Soviética como Hungría, están en una posición más débil económica y políticamente, particularmente a la luz de los partidos políticos derechistas que están en el poder en varios de estos países.

El artículo de Gulf News continuó:  “La aparición de ambos líderes en el parlamento europeo es la primera vez desde que el ex canciller Helmut Kohl, el arquitecto de la reunificación de Alemania, y el ex presidente francés François Mitterrand, los arquitectos del Tratado de Maastricht que estableció la Unión Europea, aparecieron juntos en la misma plataforma en 1989, también subrayando la importancia estratégica de Europa . . .  El proceso de ampliación en sí ha tenido sus propias consecuencias en la política de Europa y en la vida europea, particularmente, el aumento gradual de las tendencias derechistas y nacionalistas”.

Implicaciones a largo plazo de la crisis migratoria

Cientos de miles de inmigrantes, muchas/os de ellos procedentes de Siria y otros estados del Medio Oriente, Asia y África, han presentado una crisis humanitaria y política, con más de 3.000 muertes hasta la fecha.

Imágenes de cuerpos flotando y arrastrados a las playas son un símbolo profundo de la política imperialista fallida en los últimos 13 años desde el comienzo de las guerras en Afganistán y luego Irak.  Las fotografías y videos de migrantes que mueren en el Mediterráneo representan una extensión de las invasiones por fuerzas del Pentágono y de la OTAN aliadas con sus suplentes políticos en las regiones geopolíticas afectadas.

La administración del presidente Barack Obama sigue tratando de justificar su papel en la destrucción de grandes extensiones de territorio en el estado de Siria, que una vez fue estable y próspero.  La campaña aérea de la Federación Rusia contra los grupos armados de oposición en Siria es un desafío directo a las guerras imperialistas para cambiar régimen que han caracterizado la política estadounidense en el Medio Oriente, África y Asia.

Reportes de prensa indican que más de $500 millones de los impuestos de trabajadoras/es EUA han sido despreciados en un intento fallido por crear el llamado “ejército moderado anti-sirio”.  Después de años de esfuerzo, solo cinco combatientes individuales han podido permanecer dentro del marco establecido por EUA.  A pesar de estas afirmaciones es evidente que hay otros grupos que luchan contra el gobierno sirio con armas suministradas por EUA.

Todo lo que estos otros grupos armados han sido capaces de hacer es causar muertes, destrucción y desplazamiento monumentales.  Muchas personas en el Medio Oriente y en todo el mundo han acogido con satisfacción la intervención de Moscú e Irán para defender al estado sirio.

Las divisiones entre los estados miembros de la UE no protegerán ni a Francia ni Alemania del inevitable malestar social.  Washington ha anunciado que dará la bienvenida a unas/os 10.000 a 100.000 sirios a EUA — un número totalmente inadecuado teniendo en cuenta que la política militar y política de Washington y Wall Street es la base de la crisis en Siria, Asia Central, Libia, Yemen e Irak.

La crisis migratoria es un resultado directo del militarismo imperialista encabezado por EUA en diversas regiones geopolíticas, así como la continua crisis capitalista mundial.  Turquía, un estado de la OTAN, está muy involucrado en la desestabilización de Siria, planteando preguntas sobre el origen del atentado en Ankara el 10 de octubre que mató a casi 100 personas.

La única esperanza real de revertir la situación en el Mediterráneo, la devastación de estados afectados por la guerra en tres continentes, y el sufrimiento de las/os trabajadores y oprimidos en los países imperialistas debido al drenaje de recursos nacionales por las guerras y desestabilizaciones, es unir a los pueblos de estas naciones oprimidas, junto con las/os trabajadores y oprimidos en los países industrializados, con el fin de sacar a las fuerzas del Pentágono, la CIA y la OTAN fuera del Medio Oriente, África y Asia Central.  Entonces, la gente de estas regiones será capaz de resolver sus propios problemas internos y tener verdadera paz y seguridad.