Importancia del Día Nacional de Duelo

La conmemoración del 44º Día Nacional de Duelo, el 28 de noviembre en Plymouth, Massachusetts, marcará los 13,809 días que ha estado en la cárcel el prisionero político indígena Leonard Peltier injustamente encarcelado desde 1976. El evento volverá a honrar este heroico combatiente por los derechos de los pueblos indígenas y otros pueblos oprimidos.

El llamado día festivo de “Acción de Gracias” crudamente nos recuerda los siglos de atrocidades cometidas contra los pueblos indígenas, primero por los colonizadores europeos y luego por las administraciones estadounidenses. Tierras indígenas robadas, culturas y lenguas asediadas, intolerancia, injusticia y violencia asesina dirigida a los/as habitantes originarios de este país: Esta es la verdadera historia de los EE.UU., no los mitos.

En la ceremonia tradicional del Día Nacional de Duelo, las/os oradores indígenas relatan su verdadera historia, rinden homenaje a sus antepasados y cuentan de sus esfuerzos por sobrevivir bajo este sistema opresivo. Relacionan sus luchas en toda América.

También celebran su historia militante, sus continuas luchas por los derechos políticos, económicos y sociales, y el reconocimiento de su soberanía y el derecho a la libre determinación. Su unidad internacional y su solidaridad brillantemente se dejan entrever.

La discriminación racista, la opresión y la explotación corporativa continúan. La crisis económica ha agravado el desempleo de las/os trabajadores indígenas. Las altas tasas de desempleo se han incrementado aún más. En la región de las Grandes Llanuras del Norte, sólo el 44 por ciento de las/os trabajadores indígenas estaban empleados en 2011. Los puestos de trabajo disponibles a menudo tienen pocos beneficios, si los hay, y bajos salarios. Por lo menos una tercera parte de las/os indígenas está empobrecida.

Los recortes federales en programas sociales cruciales han afectado a las comunidades indígenas fuertemente, con reducciones de $22 millones para servicios de salud, $12 millones para educación pre-escolar, $65 millones para las escuelas públicas, $34 millones en subsidios de vivienda y millones en los programas para la juventud.

Casi un cuarto de los hogares indígenas reciben cupones de alimentos. A pesar de estos beneficios, uno de cada cuatro adultos y uno de cada tres niños no recibe suficiente alimentación nutritiva y uno de cada 10 hogares enfrenta hambruna. Los recortes el 1 de noviembre en las asignaciones de cupones de alimentos en un 13 por ciento por persona son devastadoras para estas comunidades.

Sin embargo, este gobierno asigna miles de millones de dólares para librar guerras, ocupar tierras en el exterior, rescatar a Wall Street y las corporaciones y pagar a los grandes bancos. El Congreso debe poner las necesidades humanas primero y garantizar puestos de trabajo y todos los programas sociales para las comunidades indígenas y otras comunidades oprimidas.

Hoy en día, los pueblos indígenas se resisten valientemente al saqueo capitalista de la tierra en busca de petróleo, gas, minerales – y súper ganancias. Se oponen a la “injusticia contra el clima”, mediante la cual los países y pueblos pobres son perjudicados por los desastres climáticos – como el tifón horrible en Filipinas – causado por emisiones de carbono.

Las/os activistas indígenas de todo el mundo están exigiendo reparaciones de los contaminadores corporativos por el daño al clima y a la ecología.

Las comunidades indígenas están organizando en contra del oleoducto Keystone XL, que transportaría petróleo desde las arenas bituminosas de Canadá a través de las Llanuras del Norte de EE.UU., hacia las refinerías de Texas, incrementando así las emisiones de carbono perjudiciales. Las/os manifestantes están en esta lucha a vida o muerte contra el genocidio ambiental.

Ellas/os están en la vanguardia de quienes resisten la técnica de “fracking” por las corporaciones. En octubre, miembros de la tribu Primera Nación Elsipogtog fueron brutalmente atacados – y 40 arrestados – por la policía en New Brunswick, Canadá, que actuaron para detener su protesta de una semana contra la extracción de gas de esquisto. Estas luchas claman por el apoyo de todas las fuerzas y comunidades progresistas.

La convocatoria de “Libertad para Leonard Peltier” se ha hecho eco en todo el mundo, millones de personas exigen su liberación. Sus partidarias/os están haciendo una fuerte campaña por el indulto para este héroe enfermo de 69 años – encarcelado lejos de su país de Turtle Band Mountain, en Dakota del Norte. Están solicitando mensajes de solidaridad para Leonard Peltier, —#89637-132, USP Coleman I, U.S. Penitentiary, P.O. Box 1033, Coleman, FL. 33521.

El Partido Workers World-Mundo Obrero plantea en alto la bandera de la solidaridad con todos los pueblos indígenas en este Día Nacional de Duelo, y en voz alta proclama, ¡Libertad para Leonard Peltier!