¡Ahora es el momento de liberar a Oscar López!

La Campaña por la Libertad del prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera alcan­zó nuevos niveles con las manifestaciones del 23 de noviembre en Puerto Rico y en EE.UU. La campaña y las manifestaciones han logrado la solidaridad de muchas organizaciones en muchos países alrededor del mundo.

Hay algunas cuestiones cruciales que unen al pueblo puertorriqueño más allá de cualquier posesión material. Esto se ha demostrado en varias ocasiones a lo largo de la historia. Los ejemplos más recientes han sido la lucha del pueblo contra la Marina estadounidense en la isla de Vieques que exitosamente expulsó al odiado Pentágono, y la manifestación masiva y popular en el funeral del Comandante Filiberto Ojeda Ríos de los Macheteros, quien fue brutalmente asesinado en su propia casa por agentes del FBI.

Y a mediados de los años setenta otro ejemplo fue la campaña para liberar a las/os prisionera/os políticos Lolita Lebrón, Rafael Cancel Miranda, Irving Flores y Andrés Figueroa Cordero. Esta campaña fue similar a la actual Campaña para Liberar a Oscar, uniendo al pueblo independientemente de su afiliación política. Es una demostración de orgullo nacional que dice a las fuerzas imperialistas: ¡Basta!

Aunque no se reconozca conscientemente, el significado de este frente unitario es la búsqueda de soberanía. ¡Cómo se atreve Estados Unidos encarcelar a uno de los nuestros durante 32 años, sólo por amar a su patria y quererla libre! López Rivera nunca fue declarado culpable de hacer daño alguno.

La congresista Nydia Velázquez lo dijo abiertamente durante una conferencia de prensa el sábado 23 de noviembre: “Presidente Barack Obama, ¿cómo puede ir a Egipto y hablar de la unidad de los pueblos del Cercano Oriente cuando aquí en EE.UU. tenemos a un puertorriqueño en prisión por amar a su país”? Este movimiento pide que el presidente Obama firme una orden presidencial para liberar a López Rivera.

Muchas personalidades conocidas internacionalmente han exigido la libertad de López Rivera, incluyendo a Desmond Tutu, de Sudáfrica, y Rigoberta Menchú, de Guatemala. En Puerto Rico, las voces que exigen su liberación provienen de todos los sectores: políticos, artistas, trabajadores, estudiantes, deportistas, empresarios, líderes religiosos, activistas LGBT, médicos, abogados, intelectuales y otros, entre ellos el ex gobernador Aníbal Acevedo, el actual gobernador Alejandro García Padilla y varios alcaldes y alcaldesas. En la reciente ceremonia de los premios Grammy Latinos, el cantante puertorriqueño Ricky Martin gritó después de su actuación: “Libertad y justicia para Oscar López” mientras mostraba su mano donde había escrito la demanda.

¡Es tiempo ya de liberar a Oscar López!