Resistencia aumenta contra quiebra de Detroit al exponerse papel de bancos

Detroit, 28 de octubre – Los/as residentes de Detroit, los/as trabajadores/as y los/as jubilados/as han estado protestando y reuniéndose casi diariamente en contra de la antidemocrática y racista ocupación de la ciudad por el administrador de emergencia Kevyn Orr y su declaración de bancarrota en beneficio de los grandes bancos. Mientras el juicio sobre la elegibilidad del municipio a una bancarrota Capítulo 9 está en pleno apogeo en el Tribunal de Quiebras en el centro de Detroit, los/as activistas están señalando que estos bancos se beneficiarían enormemente de la crisis fiscal de la ciudad, una crisis provocada en gran medida por estos mismos bancos por sus préstamos abusivos que dieron lugar a ejecuciones hipotecarias masivas.

Orr fue nombrado por el reaccionario gobernador republicano de Michigan, Rick Snyder, quien testificó en el juicio de bancarrota el 28 de octubre.  Afuera, cientos protestaron en una acción convocada por la Red de Acción Nacional de Detroit. A esta asistieron activistas de la Coalición ¡Moratoria AHORA! para Detener las Ejecuciones Hipotecarias, Desahucios y corte de las utilidades, así como jubilados/as de la ciudad, jóvenes, sindicalistas y otros/as activistas.

Dentro de la corte, los abogados y testigos que dicen representar a la “ciudad “, pero que realmente representan a los bancos, abogaron por la quiebra. Esto permitiría que los bancos obtengan el máximo rendimiento de la “deuda ” de la ciudad – dinero que tomarían de los/as residentes, trabajadores/as, jubilados/as y de los activos de la ciudad de Detroit.

Es ilegal bajo la Constitución del estado de Michigan apoderarse de los fondos de pensiones de los/as trabajadores/as, pero eso es lo que Snyder y Orr, a instancias de los bancos, están tratando de hacer.

16 centavos por dólar y otras atrocidades

El principal asesor financiero de Orr, Kenneth Buckfire, testificó durante el juicio el 25 de octubre y dijo que el plan del Director de Emergencia pagaría a los/as jubilados/as de la ciudad de Detroit – que suman alrededor de 23.500 – sólo 16 centavos por cada dólar, lo mismo que cualquier acreedor no garantizado. (Reuters, 25 de octubre) La ciudad, bajo la administración de emergencia, afirma que aproximadamente la mitad de su supuesta deuda se les debe a las pensiones de los/as trabajadores/as y a los beneficios para los/as jubilados/as.

Sin embargo, como acreedores garantizados, a los bancos se les garantizarían 80 centavos por cada dólar.

En vísperas del juicio de quiebra, y totalmente innecesariamente, Orr anunció que un préstamo de $350 millones era necesario para el  “financiamiento de emergencia” – no para respaldar las pensiones de los/as trabajadores/as, sino para pagar el intercambio (swaps) de intereses a el Bank of America (BoA) y al United Bank (UB) de Suiza. ¡Estas operaciones complicadas y fraudulentas ya han embolsado a estos bancos más de $250 millones en ganancias en acuerdos donde las tasas de interés que la ciudad pagó a los bancos eran 1.200 por ciento más que lo que se hubiera sido debido a los bonos que reemplazaron!

El préstamo de emergencia para pagar al BoA y al UBS está respaldado por un derecho de retención de los ingresos en dólares de los impuestos recibidos por la ciudad y de cualquier activo de la ciudad que valga más de $10 millones. Mientras el Consejo Municipal de la Ciudad de Detroit rechazó esta estafa, la camarilla Snyder/Orr parece decidida a seguir adelante con el acuerdo con el fin de satisfacer a los bancos.

En una declaración el 28 de octubre, la Coalición ¡Moratoria AHORA! señaló que “es irónico, que la misma semana en que la camarilla Snyder/Orr y su pandilla de saqueadores rindieran testimonio de su intención de destruir las pensiones de los/as trabajadores/as para pagar a los bancos, los cuales da la casualidad que son clientes de Jones Day [antigua firma de abogados de Orr], el gobierno federal anunció que los bancos debían a los/as ciudadanos/as miles de millones de dólares por el fraude hipotecario que cometieron y obligaron a JPMorgan Chase a pagar $13 mil millones”.

El crimen de los bancos debe ser investigado

En gran parte debido a la exposición hecha por ¡Moratoria AHORA! del papel de los bancos en la destrucción de la ciudad, y las exigencias del grupo para la cancelación de la deuda y reparaciones por los bancos, cada vez más los/as activistas están visible y verbalmente trayendo  estas demandas.

Los/as trabajadores/as jubilados/as de la ciudad de Detroit han escrito a la Comisión de Valores y Bolsa (SEC, por las siglas en inglés), pidiendo que la SEC intervenga en el proceso judicial de la quiebra de Detroit con el fin de iniciar una investigación adecuada de los posibles “actos fraudulentos, predatorios y criminales” por parte de los bancos involucrados.

“Aunque se nos dice que nuestras pensiones no están garantizadas y deben ser sacrificadas para pagar a los bancos”, dijo la carta de los/as jubilados/as, “creemos que un examen a fondo de los propios bancos, en la crisis de las hipotecas que destruyó la base impositiva de Detroit y los muchos intercambios de bonos al gobierno de la ciudad, muy bien podría debilitar las pretensiones de los bancos de tener prioridad sobre nuestras pensiones.  Sólo la SEC puede exponer completamente la amplitud de mala conducta bancaria.  [El juez de quiebras] necesita saber esta crítica información”.

La SEC respondió que no interviene en quiebras “privadas”.  Los/as activistas están exigiendo que la SEC lea su carta y ofrezca una respuesta seria.

Afuera del tribunal se oye: ¡”Que paguen los bancos”!

En la mañana del 23 de octubre, cuando empezó el proceso de elegibilidad de quiebra, la corte federal estaba rodeada por más de 1.000 manifestantes, incluyendo residentes, trabajadores/as, jubilados/as, sindicalistas, estudiantes, jóvenes, religiosos/as, y otros/as activistas.

¡”Fuera sus manos de nuestras pensiones”!, ¡”Que los bancos paguen”! y ¿”De quién es esta ciudad?  ¡Es nuestra ciudad”!, eran algunas de las consignas que se oyeron mientras la protesta desbordante llenaba toda la calle frente al tribunal.  Probablemente el mayor número de manifestantes era de la Federación Americana de Empleados/as Estatales, de Condados y Municipales (AFSCME por sus siglas en inglés), incluyendo muchos/as jubilados/as de la ciudad de Detroit.  El sindicato de Trabajadores Automotrices Unidos (United Auto Workers) tenía una gran presencia, al igual que los bomberos y miembros del sindicato Hermandad Internacional de Trabajadores de la Electricidad (IBEW), la Federación de Maestros de Detroit, UNITE HERE, y los sindicatos de los/as trabajadores/as de correos, entre otros.

Un punto culminante fue la llegada de la delegación de Ocupar Wall Street, que vino en solidaridad en un autobús desde la ciudad de Nueva York.  Este contingente multinacional marchó con una gran bandera, gritando “Somos el 99 por ciento” mientras que la multitud aplaudía y se unía al contingente.  Más tarde los/as miembros de OWS ayudaron a efectuar una marcha alrededor del tribunal, la cual la policía de Seguridad Nacional, para su disgusto, no fue capaz de detener.

La protesta fue organizada por una coalición de ¡Moratoria AHORA!, Residentes de Detroit en Resistencia Contra el Manejo de la Emergencia, y otros/as activistas, y fue apoyada por el Consejo 25 de AFSCME.

¡”Defender las pensiones y beneficios para los/as jubilados/as, ni un centavo a los banqueros”! es el grito de batalla mientras los/as activistas se preparan para detener el saqueo de Detroit por los bancos y sus políticos. Los/as organizadores/as de ¡Moratoria AHORA! dicen que planean intensificar la lucha yendo directamente a las puertas de los bancos culpables e involucrándose en otras tácticas de lucha.

Después del testimonio el 29 de octubre, el juez de quiebras Steven Rhodes aplazará el juicio hasta el 4 de noviembre.