Cintas amarillas y un nuevo libro para liberar a los 5 Cubanos

Los/as cubanos/as adornaron su isla con cintas amarillas el 12 de septiembre, en el 15º aniversario de la detención de cinco hombres cubanos en Miami.  Incluso el Washington Post, el cual ha ignorado o ha sido hostil a la campaña para liberar a los Cinco Cubanos, publicó un artículo de Prensa Asociada ese día titulado “La Habana se viste con cintas amarillas en campaña para presionar por la liberación de cinco agentes cubanos”.

En Washington, D.C., el Comité Internacional para la Libertad de los 5 Cubanos llevó cintas amarillas a la acera de la Casa Blanca en una animada y ruidosa vigilia durante la hora del almuerzo en el aniversario, el 12 de septiembre.  La seguridad de la Casa Blanca se negó a aceptar una carta para el presidente.

La carta dice en parte:  “Le pedimos una vez más que usted haga uso de sus prerrogativas como Presidente de los Estados Unidos y libere inmediatamente a Gerardo, Ramón, Antonio y Fernando.  El mundo entero está esperando un gesto suyo para poner fin a esta colosal injusticia. Todo el mundo está mirando”.

Los Cinco Cubanos fueron encarcelados en 1998 por el “delito” de defender a su patria.  Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González permanecen en varias prisiones federales, además, Hernández recibió la injusta y atroz condena de doble prisión perpetua más 15 años adicionales.

La campaña de cintas amarillas fue iniciada por René González, quién completó su sentencia y ahora está en Cuba con su familia.  Artistas cubanos/as famosos/as, incluyendo a Silvio Rodríguez, grabaron una interpretación emotiva de la canción “Ata una cinta amarilla alrededor del viejo roble” (“Tie a Yellow Ribbon Round the Ole Oak Tree”).

La vigilia frente a la Casa Blanca fue parte de la gira por la costa este del autor Stephen Kimber, quién está presentando su nuevo libro, “Lo que hay al otro lado del mar: la verdadera historia de los Cinco Cubanos”  (“What Lies Across the Water:  The Real Story of the Cuban Five”, Winnipeg, MB:  Fernwood Publishing, 2013).

Tres eventos en Washington, D.C., concluyeron con una conmovedora noche cultural de solidaridad en el Salón Bolivariano en la Embajada de Venezuela el 13 de septiembre.  El actor y activista Danny Glover apareció de sorpresa, hablando no solo por la libertad de los Cinco Cubanos, sino para poner fin al bloqueo estadounidense de Cuba.

Este evento incluyó un homenaje al escritor y cineasta Saul Landau, quien murió de cáncer el 9 de septiembre.  Su apoyo a la Revolución Cubana, que comenzó poco después de la Revolución de 1959, fue el objeto de muchas de sus películas, libros, artículos y conferencias.  Landau había visitado a Hernández varias veces en la cárcel, acompañando a Glover.

Tres eventos en la ciudad de Nueva York culminaron con una reunión el 16 de septiembre que fue iniciada por los dirigentes sindicales de la Federación Americana de Empleados  del Estado, Condado y Municipio, demostrando cómo va creciendo el movimiento para liberar a los Cinco Cubanos en EE.UU..

El libro de Kimber es un instrumento importante para inspirar al “jurado de millones” en los Estados Unidos que tiene el poder final para abrir la puerta de la cárcel para todos los Cinco Cubanos.  La gira terminará en Boston el 17 de septiembre donde Noam Chomsky se unirá a Kimber en un programa en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Para obtener más información sobre la lucha para liberar a los Cinco Cubanos, vea theCuban5.org.