Comunidad batalla contra bancarrota de Detroit y exige pensiones

¡”Esto es guerra”! fue el titular de un volante emitido por la ‘Coalición ¡Moratoria Ahora! para Detener las Ejecuciones Hipotecarias, los Desalojos y Cierres de Utilidades’ convocando a una manifestación el mediodía del 26 de julio en el Centro Municipal de Coleman A. Young — el Ayuntamiento. “La indignación nacional por la absolución de George Zimmerman quien mató al joven afroamericano Trayvon Martin, todavía está bullendo”, comenzó el llamado, “cuando se ha producido una nueva injusticia racista a escala nacional: la acción antidemocrática del nombramiento de un ‘administrador de emergencias’ sumiendo a Detroit en la mayor bancarrota de una ciudad en la historia de EE.UU.”.

Orquestada inicialmente por el gobernador republicano de Michigan, Rick Snyder y presentada el 18 de julio en la corte federal de bancarrota por su esbirro designado, el gerente de emergencia Kevyn Orr, la bancarrota pretende eliminar las pensiones de los/as trabajadores/as jubilados/as con el fin de pagar el principal y el servicio de la deuda a los bancos y a otros acreedores. (Ver “Detroit bankruptcy: War on Pensions” en ­workers.org, el 24 de julio.)

Pero los/as residentes, trabajadores/as, jóvenes y jubilados/as de la ciudad de Detroit están comenzando a luchar contra esta declaración de guerra contra el pueblo a nombre de los bancos. Unas 150 personas llegaron a la línea de piquete a la hora del almuerzo. Gritando, ¡“manos fuera de nuestras pensiones! ¡Que los bancos paguen”! y otras demandas, los/as jubilados/as de la ciudad, jóvenes y miembros de la comunidad participaron en esta acción militante. Muchos/as jubilados/as llegaron porque habían recibido un volante emitido por el “Comité Alto al Robo de Nuestras Pensiones” de la Coalición ¡Moratoria Ahora!

La protesta recibió amplia cobertura de la prensa durante todo el día. A principios de semana, la bandera de la coalición, ¡“A cancelar la deuda de Detroit: empleos, pensiones, servicios de la ciudad — nos deben los bancos”! fue vista en los medios de comunicación alrededor de los Estados Unidos e internacionalmente cuando los/as activistas se reunieron en las afueras de la corte de bancarrota en el centro de Detroit.

El 22 de julio, a petición de Orr y Sny­der, el juez federal de bancarrota Steven Rhodes detuvo las demandas que desafiaban la bancarrota de Detroit. Él dijo que la corte de bancarrota tendría jurisdicción exclusiva sobre todas las cuestiones relativas a la ciudad.

Rhodes eliminó la orden de la jueza del circuito de Michigan, Rosemarie Aquilina, quien había dictaminado anteriormente que la declaración de bancarrota era inconstitucional en la medida en que se enfocaba en las pensiones de los/as trabajadores/as de la ciudad que están garantizadas por la Constitución del Estado, y paralizó los procedimiento de bancarrota sobre esa base. Rhodes, sin embargo, no se pronunció sobre la cuestión constitucional.

El día después de la manifestación, el fiscal general republicano Bill Schuette anunció que intervendría en el caso de bancarrota y se uniría a quienes defienden que las pensiones públicas en Michigan no estén sujetas a ser cortadas por bancarrota. Mientras Schuette no es amigo de los/as trabajadores/as y no se puede confiar en que luchará agresivamente por esta posición, el hecho de que tomara una posición en contra de Snyder y de Orr refleja la fuerza de las movilizaciones y la necesidad de continuas demostraciones.

‘Las manos sucias’ de los bancos

Workers World/Mundo Obrero habló con el organizador Jerry Goldberg de la Coalición ¡Moratoria Ahora!, quien también es abogado del pueblo y representa a propietarios/as de casas en contra de los bancos en casos de ejecuciones hipotecarias. “En casos de bancarrota, las deudas bancarias están sujetas a consideraciones equitativas, lo que significa lo que es justo y equitativo”, dijo Goldberg. “Si los bancos son culpables de lo que se llama manos sucias, entonces sus deudas están sujetas a liquidación. Por ejemplo, en el caso reciente del Condado de Jefferson del estado de Alabama, JPMorgan Chase había sido declarado culpable de sobornar a funcionarios en relación con los bonos municipales, y por eso fue obligado a cancelar el 70 por ciento de la deuda del condado.

“Dos de los mayores tenedores de bonos de Detroit son los bancos UBS y Bank of America”, continuó Goldberg. “Son los principales beneficiarios de los swaps de tasas de interés de Detroit en los certificados de compromisos por pensiones de la ciudad, lo que les produjo cientos de millones en ganancias en los pagos de intereses inflados”.

El 24 de julio, dos ex vicepresidentes de UBS, Gary Heinz y Michael Welty, así como Peter Ghavami, ex jefe global de materias primas de UBS, fueron condenados a penas de cárcel por haber engañado a ciudades y poblados mediante el fraude en las ofertas para invertir las ganancias de los bonos municipales. (Reuters, 24 de julio)

Un artículo del New York Times del 12 de julio reportó: “Phillip D. Murphy, ex director de la sección del Bank of America de derivados municipales, fue acusado de conspirar para defraudar a los Estados Unidos, fraude electrónico y conspiración para crear entradas falsas en registros bancarios”. El artículo señaló que “13 individuos de bancos como Bank of America, JPMorgan Chase y UBS se han declarado culpables en la investigación del Departamento de Justicia. Bank of America, JPMorgan, UBS, Wells Fargo y General Electric han pagado más de $700 millones en restitución y multas”.

Cuando se le preguntó sobre la divulgación de estas actividades criminales de los grandes bancos, Goldberg dijo: “Estas se suman a las prácticas depredadoras y fraudulentas de dar préstamos hipotecarios de alto riesgo de todos los bancos principales que han resultado en más de 100.000 ejecuciones hipotecarias en Detroit desde el 2005 hasta la actualidad, y que es la principal causa de la crisis financiera de la ciudad.

“Al administrador de emergencia Orr le fue encomendado bajo la Ley Pública 436, investigar el fraude criminal que contribuyó a la crisis financiera de Detroit. Pero se ha negado a ir tras los bancos. Esto no es de extrañar teniendo en cuenta que su bufete Jones Day representa a la mayoría de los bancos más importantes y está ganando un montón de dinero en honorarios de abogado de bancarrota de Detroit, cobrando US$ 1,3 millones en honorarios solo al comienzo de la bancarrota”.

La Coalición ¡Moratoria Ahora! dice que debido al fraude criminal que los bancos han perpetrado contra el pueblo de Detroit y contra la propia ciudad, Detroit debe cancelar su deuda con los bancos. Los bancos le deben a Detroit miles de millones de dólares por la destrucción que le han causado. Mientras que la coalición pretende desafiar las manos sucias de los bancos en el proceso legal de la bancarrota, los/as activistas dicen que esta cuestión, así como el saqueo de las pensiones de los/as trabajadores/as jubilados/as, en última instancia se decidirá en las calles.

Para obtener más información, contacte a la Coalición ¡Moratoria Ahora! por teléfono al 313-680-5508 y visite sus lugares del web moratorium-mi.org y Detroitdebtmoratorium.org. La Coalición se reúne todos los lunes a las 7 p.m. en el 5920 Second Ave., Detroit, MI 48202. El Comité Alto al Robo de Nuestras Pensiones se reúne a las 6 p.m. en el mismo lugar.