General estadounidense ‘predice’ problemas para Cuba y Venezuela

El jefe del Comando Sur de Estados Unidos, el general John Kelly, quien supervisa las fuerzas militares estadounidenses en América Latina, tiene miedo de que Nicolás Maduro se convierta en el nuevo presidente venezolano y que la Revolución Bolivariana continúe. Eso no le impidió tener algunas ilusiones –o calumniar y amenazar implícitamente a las revoluciones venezolana y cubana.

“Venezuela va a encontrar dificultad en seguir proporcionando préstamos y petróleo barato a Cuba y otros países aliados, dado el estado “tambaleante” de su economía”, dijo Kelly el 20 de marzo al Comité de Servicios Armados de la Casa de Representantes de EE.UU. El general admitió que Maduro, el actual Presidente interino de Venezuela, tiene un gran apoyo público: “las expectativas son de que el Vicepresidente [Maduro] gane las elecciones del 14 de abril y las cosas seguirán como siempre, al menos por el momento. Quién sabe dentro de cinco años”. (DPA, Agencia de Noticias Alemana, 20 de marzo)

Los comentarios del general recibieron cobertura prominente y favorable en un periódico conservador de Caracas, El Universal, que se ha opuesto a la Revolución Bolivariana encabezada por el fenecido Hugo Chávez. Por ejemplo, en abril de 2002 cuando el golpe de estado apoyado por EE.UU. contra Chávez apareció tener éxito, El Universal publicó el titular ¡”Un Paso Adelante”! (Luis Duno-Gottberg, Journal of Latin American Cultural Studies, 2004)

Lo que es importante acerca de estas “predicciones” hechas por el general Kelly no es su precisión. Por el contrario, quienes apoyan y defienden las revoluciones cubana y bolivariana deben examinar quién hizo las declaraciones, a quiénes las dirigieron y en qué contexto.

No es economista ni científico social, sino que el Gen. Kelly es un comandante de la Marina. Estuvo a cargo de las tropas estadounidenses en Irak desde 2008 hasta 2009. Además de ser el jefe del Comando Sur, Kelly es el asistente militar del Secretario de Defensa y saludó personalmente al secretario Leon Panetta a la entrada del Pentágono el primero de julio del 2011, el primer día en que Panetta asumió el oficio de secretario.

El Comando Sur fue creado en 1903 con el fin de controlar la zona del Canal de Panamá, que acababa de ser arrebatada ilegalmente por el imperialismo estadounidense. A través de los años su alcance se ha ampliado para incluir a todo Centro y Sudamérica y el sur del Océano Atlántico. Es un grupo de trabajo “interinstitucional”, lo que significa que se compone prácticamente de todas las ramas militares así como de varios departamentos federales estadounidenses.

Kelly hizo sus declaraciones ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes del Congreso, inmediatamente después de la muerte de Chávez. Dada la extrema hostilidad de Estados Unidos tanto hacia Cuba como Venezuela, no es difícil evaluar su significado o intención.

Millones gastados para desestabilizar a Cuba

Estados Unidos tiene una larga historia de tratar de desestabilizar y derrotar las revoluciones y movimientos progresistas en América Latina. Estos esfuerzos continúan hoy en día.

Entre 1996 y 2011, el gobierno de Estados Unidos destinó más de $205 millones para tratar de derrocar al gobierno cubano. Varios programas fueron puestos en vigor por la Agencia de Desarrollo Internacional de Estados Unidos y el Departamento de Estado durante los últimos ocho años — desde el segundo mandato del presidente George W. Bush, al primer mandato del presidente Barack Obama — según un comunicado difundido por la cancillería cubana. (Xinhua, 15 de marzo)

Esta cifra no incluye una cantidad adicional de $30 millones gastada en transmisiones ilegales de propaganda y operaciones de inteligencia en apoyo de activistas contra Cuba. Según la Cancillería de Cuba, ese dinero hubiera sido “mejor utilizado en la construcción de una relación respetuosa entre los dos países”.

La gente pobre de Estados Unidos pudiera agregar que ese dinero ha sido robado de los servicios sociales vitales y que los problemas económicos y sociales que el Gen. Kelly atribuye a Venezuela están presentes en cada ciudad importante de los Estados Unidos. La diferencia es que los gobiernos dentro de Estados Unidos, en lugar de intentar a ayudar a los/as pobres como lo hace el gobierno venezolano, oprime aún más a los/as pobres en beneficio de las grandes empresas.

Durante la administración de Obama, el embargo ilegal de Washington contra Cuba se ha hecho mucho más severo.

Estos hechos esclarecen las declaraciones hechas por el Comando Sur. El imperialismo estadounidense pretende romper la solidaridad entre Cuba, Venezuela y los otros países de América Latina para mejor derrotarlos. Los esfuerzos de Washington para estrangular a la Revolución Socialista de Cuba, particularmente con un boicot de petróleo, se dificultaron por el desarrollo de la Revolución Bolivariana en Venezuela. Todos/as los/as progresistas del mundo debemos estar atentos/as para asegurar que fracasen las amenazas y maquinaciones de ­Washington.