Pueblo cubano consternado por el deceso de Hugo

Con profundo dolor el pueblo cubano asumió la noticia de la muerte del Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías. Mucho pesar embarga cada uno de los hogares cubanos por lo que representa esta figura para Cuba, Latinoamérica y el resto del mundo.

A pesar de que sabíamos que desde hace dos años libraba una lucha contra el cáncer, pensábamos que con su fuerza de voluntad, los tratamientos a la enfermedad y nuestro deseo de que se curara, para bien de todos los pueblos, él ganaría esta batalla.

La noticia nos impactó y duele.

Desde que apareció en la vida pública, social, económica y política con su proyecto bolivariano y con sus ideas de cambio social para Venezuela, beneficiando siempre a los pobres, sabíamos que había aparecido un gran líder, capaz de arrastrar multitudes y darle un vuelco al destino de nuestros pueblos de América.

Su intensa lucha por lograr sus propósitos libertadores demostró cuanto valía este hombre.

A través de sus diferentes misiones en todas las esferas de la vida social demostró cuanto se podía hacer a favor de los desposeídos. Casas, escuelas, tierras, instrucción, salud, vida digna para aquellos que no tenían esperanza de un futuro mejor, para aquellos que de tanto necesitar, lo necesitaban todo, para aquellos a quienes la miseria dolía.

Hugo Chávez trazó un camino para Venezuela y para todos los pueblos de Latinoamérica, con la fundación de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) en un primer momento y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) recién, nuestras gentes comparten un proyecto económico, político y social futurista, alejado de los monopolios y del Fondo Monetario Internacional (FMI) que vislumbran grandes ventajas y desarrollos nacionalistas para diferentes países de la región.

Hugo Chávez se ha ido físicamente, ese fatídico día 5 de marzo de 2013, a esa fatídica hora 4:25 p.m., todo parece una pesadilla, pero no, es realidad y hay que asumirla sin llantos, sin lágrimas. Ahora más que nunca los pueblos de Nuestra América deben continuar unidos y andar en marcha apretada para honrar la memoria y las ideas de este hombre que ya ocupa un lugar meritorio en la historia y que se convirtió en El Salvador de los Pueblos.

Ildefonso Gustavo Díaz Sandoval,
Rosa María Oliva Enriquez
Artemisa, Cuba
March 7