¡Hugo Chávez, presente!

El Partido Workers World – Mundo Obrero se une al pueblo venezolano en el duelo por la pérdida del gran líder revolucionario Hugo Chávez.

La muerte de un líder gigante como Chávez es difícil de aceptar. Millones de personas alrededor del mundo lloran profundamente la pérdida de su personalidad vibrante, su cálido abrazo de la gente común, su coraje y determinación en los momentos más críticos, como el intento de golpe en 2002, del cual salió aún más fuerte con el apoyo militante de las masas del pueblo. También echado de menos será su optimismo creativo expresado a través de innumerables proyectos que tienen como objetivo unir a los pueblos de América Latina en un futuro socialista, basado en la cooperación y la participación equitativa de sus abundantes recursos.

Como Berta Joubert-Ceci escribió en Workers World – Mundo Obrero en diciembre:

“Un líder no es la revolución. Son las masas y el proceso revolucionario que crea líderes y no al revés. Los líderes, sin embargo, pueden dirigir la revolución, coordinar recursos y acelerarlo. Los líderes también son una parte importante de las revoluciones cuando son el producto de la aspiración de las masas.

“Chávez es uno de esos líderes. Ha sido capaz de reunir y concentrar la voluntad del pueblo venezolano por justicia social e igualdad y convertirla en acción. Bajo su Presidencia, el gobierno ha levantado las vidas de todos/as los/as venezolanos/as, dedicando un impresionante 43,2% del presupuesto a programas sociales. El analfabetismo ahora es inexistente en Venezuela y la pobreza se ha reducido.

“Junto con la mejoría de la calidad de vida de millones de personas, el gobierno de Chávez ha demostrado que el sueño de Simón Bolívar de integración regional puede ser una realidad. Junto a Cuba revolucionaria, Venezuela impulsó la formación de asociaciones regionales antiimperialistas como la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA). Estas asociaciones han sido cruciales para el progreso y la cohesión de la región, incluyendo a otras naciones del Caribe.

“Chávez y Venezuela inspiran al mundo al enfrentar el monstruo imperialista de Estados Unidos. Demuestran que las Naciones pueden ganar y mantener la dignidad nacional, la independencia y soberanía frente a las criminales intervenciones imperialistas”.

Esto no es sólo un momento para llorar su prematura muerte por cáncer. Es un momento para expresar un apoyo firme a la Revolución Bolivariana de Venezuela. Y un momento para estar más atentos contra las maquinaciones que está tramando el imperialismo estadounidense y sus agentes reaccionarios dentro de Venezuela.

Los imperialistas han intentado socavar y derrocar a Chávez, llamando “democracia” a su meta, aunque él tenía la confianza indiscutible de la mayoría de su pueblo, tal como lo expresan las más de una docena de elecciones durante su mandato.

Ahora ellos están luchando para sacar provecho del fallecimiento de este gran líder. Pero Chávez mismo preparó para este momento diseñando un Plan de Acción para el avance de la revolución y nombrando al vicepresidente Nicolás Maduro para sucederle.

Tenemos confianza en que la Revolución Bolivariana va a superar este cruel giro del destino, y el pueblo venezolano, más unido que nunca, estará con sus líderes para avanzar en la lucha hacia una sociedad sin clases y sin opresión imperialista.

Los y las progresistas en los Estados Unidos también debemos trabajar para dar nuestro apoyo sin reparos a Venezuela e impedir que el imperialismo sabotee el proyecto bolivariano para unir las luchas antiimperialistas y populares en toda América Latina.

¡Hasta la victoria siempre, Comandante!