Lucha global de liderazgo y la desaceleración económica en China

By on February 26, 2013

La economía china se está desacelerando, parte de la desaceleración económica global que ahora azota al mundo capitalista. China también está sufriendo sus propias contradicciones capitalistas internas.

La dirección del Partido Comunista de China se enfrenta ahora a una decisión sobre cómo hacer frente a esta desaceleración. Y esta decisión llega en el preciso momento en que la facción de “reforma y apertura” acaba de llevar a cabo una purga política de las fuerzas del PCC encabezadas por Bo Xilai. La agrupación de Bo había querido fortalecer la parte de la economía planificada propiedad del Estado, frente a los que querían profundizar la dependencia en el mercado capitalista.

Los problemas en la purga de Bo fueron declarados sin rodeos por el primer Ministro Wen Jiabao. En una rueda de prensa el 14 de marzo, Wen culpó a Bo por el “incidente” en el cual Wang Lijun, ex jefe de la policía de Chongqing, fue al Consulado de Estados Unidos en Chengdu donde se dice que hizo unas denuncias contra Bo Xilai y mostró unos documentos a funcionarios de Estados Unidos.

Wen dejó claro que él había vinculado lo que él llamó “el incidente de Wang Lijun” a una agenda más amplia. Respondiendo a una pregunta sobre Chongqing y la ida de Wang al Consulado, Wen dijo: “Hemos tomado la importante decisión de llevar a cabo una reforma y una apertura en China, una decisión que es crucial para el futuro y el destino de China”. (Washington Post, 26 de abril)

Pero Wen y la corriente de “reforma y apertura” de la cual él es líder ahora se enfrentan a una fuerte contradicción. ¿Puede una mayor dependencia en el mercado capitalista y una mayor intervención de las corporaciones imperialistas revertir la actual desaceleración en China? ¿O revertirá el liderazgo su curso actual y fortalecerá la intervención planificada del estado con los bancos del estado y las empresas estatales para contrarrestar los efectos del capitalismo en China?

Se amplía la desaceleración económica capitalista global

Ahora la economía de la India se está desacelerando, al igual que la economía brasileña. Esto es el resultado de la lentitud del crecimiento de las economías estadounidense y japonesa y la crisis abierta en Europa. Dada su integración parcial con el capitalismo mundial, China no puede sino verse seriamente afectada por este desarrollo.

Esto plantea bruscamente la cuestión de qué medidas se deben tomar para proteger a la economía china y a los/as trabajadores/as y campesinos/as chinos/as de la desaceleración. ¿Dependerá el liderazgo del mercado capitalista, o retrocederá y fortalecerá la intervención y la planificación del estado, dando además ayuda a las masas que se verán afectadas por esta desaceleración, como el PCC hizo durante la crisis de 2008-2009?

Por supuesto, esa crisis fue mucho más aguda y severa. Aproximadamente 20 millones de trabajadores/as manufactureros/as en las provincias orientales de Guangdong, Zhejiang y otras áreas orientadas a la exportación perdieron sus puestos de trabajo. Las medidas adoptadas para contrarrestar esta crisis provocada por el capitalismo mundial fueron masivas y eficaces, creando un número igual de puestos de trabajo y subiendo los ingresos de la población durante la crisis. (Vea 2ª Parte  de esta serie, “Crisis capitalista versus planificación).

El New York Times del 13 de mayo describió la desaceleración actual: “La Administración General de Aduanas de China anunció el jueves que el crecimiento en las importaciones había llegado a un estancamiento virtual en abril en comparación con el año anterior. El suceso era inesperado en una economía que depende en gran medida de materias primas importadas, así como en chips importados, en sofisticadas herramientas de manufactura y en otras importaciones de altos costos para su industrialización.

“Las exportaciones de China también crecieron la mitad de lo esperado en abril.

“Cifras publicadas el viernes por la Oficina Nacional de Estadísticas en Beijing mostraron que en abril, la producción industrial, la inversión de activos fijos y las ventas al por menor aumentaron más lentamente de lo esperado. Cifras independientes del banco central también mostraron un crecimiento débil en los préstamos del banco.

“El banco central de China ha estado trabajando tras bastidores para que sea más fácil para los bancos prestar, pero hasta el momento parece haber tenido poco impacto. Los préstamos nuevos bajaron a 681 mil millones de yuanes en abril, de 1010 mil millones de yuanes en marzo, su nivel más bajo este año”.

He Weisheng, un estratega sobre China en Citibank, dijo que esto refleja una menor demanda de préstamos en lugar de insuficiencia de capital en los bancos. “Los bancos tienen dinero para prestar; el problema es que las empresas no ven oportunidades rentables para invertir, por lo que no quieren endeudarse”. (Wall Street Journal, 11 de mayo)

El Banco Popular de China, – el banco central– está reaccionando a la crisis con métodos monetarios burgueses similares a los de la Junta de la Reserva Federal en EE.UU. Está permitiendo que los bancos tengan más dinero para prestar a los capitalistas privados. Pero no ven ningunas ganancias en inversiones adicionales y por lo tanto no quieren pedir prestado.

‘Reformistas’ a cargo después de derrotar a Bo

Entre los principales funcionarios económicos en China están el primer ministro Wen Jiabao y Zhou Xiaochuan, director del Banco Popular de China. Zhou está sólidamente en el campo del grupo de “reforma y apertura”. Él le dijo al secretario del tesoro estadounidense Timothy Geithner durante las recientes negociaciones en Beijing, que China debía rendirse a la presión que desde hace mucho tiempo Estados Unidos ejerce para que se aumente el valor de su moneda y así los exportadores capitalistas estadounidenses podrían penetrar el mercado chino más fácilmente y los productos chinos serían más caros venderlos en el exterior.

El New York Times del 3 de mayo citó a Zhou diciendo: “Los dos lados tienen algunos puntos de vista en común. Ambos piensan que las tasas de cambio deberían ser determinadas por un sistema de mercado”.

El artículo continúa diciendo que “el funcionario elogió también los cambios recientes en la política china para permitir más inversión extranjera y la liberalización de los mercados, fruto del acercamiento en las conversaciones”.

Otra figura clave en la política es Li Keqiang, quien está programado para reemplazar a Wen Jiabao como premier.

El periódico alemán Deutsche Welt explicó en su edición digital que: “El vice primer ministro chino Li Keqiang encargó el estudio ‘China 2030′ durante una visita de Robert Zoellick [jefe del Banco Mundial] en 2010. Li supervisa las políticas económicas y parece ser el candidato más prometedor para contender por el cargo de Primer Ministro en 2013. El objetivo principal del estudio del Banco Mundial son las empresas propiedad del estado, que tienen control sobre el sector de energía, materias primas, telecomunicaciones e infraestructura. Dominan el sector público.

“El Banco Mundial sugiere que ayudaría la implementación de una supervisión de las empresas estatales por administradores independientes. Los administradores se asegurarán de que las empresas ejecuten conforme a las reglas de la economía de mercado y así ser más independientes políticamente. Las unidades redundantes deben venderse, lo que beneficiará la competencia privada. Además, Zoellick sugiere que China reduzca las restricciones y los obstáculos para las empresas privadas”. (“El Banco Mundial advierte a China de una próxima crisis”, www.dw.de, 29 de febrero)

El hecho de que los más altos oficiales del grupo “reformista” a cargo de la economía china hayan ganado temporalmente en la lucha contra las fuerzas de izquierda dentro del establecimiento del partido — que quieren limitar el mercado, enfatizar la inversión estatal y priorizar la lucha contra la desigualdad creciente — es una peligrosa coyuntura de circunstancias. Este es el momento cuando se necesita con urgencia un enfoque anti-capitalista.

La intervención del estado socialista es la solución

Con la economía china en una desaceleración generalizada en inversiones, ventas, exportaciones, importaciones, producción de energía eléctrica, construcción y préstamos bancarios, y teniendo que hacer frente a una burbuja inmobiliaria, manipular el mercado capitalista es una receta negativa para la economía y significa potencialmente penurias para los/as obreros/as y los/as campesinos/as. En comparación con la forma progresista de intervención con la que el gobierno chino reaccionó a la crisis de 2008-2009— con planificación masiva, intervención vigorosa por las empresas estatales y la elevación de los ingresos para las personas con ingresos más bajos —el usar métodos monetarios burgueses para combatir la desaceleración sería un drástico paso de retroceso.

Estimular la economía con créditos baratos para los capitalistas o tratar de promover la recuperación a través de desgravaciones fiscales sólo empeoraría una situación ya de por sí  mala. La inversión planificada y socialmente útil que aborda la crisis económica y asegura el bienestar de las masas a la vez que ayuda el desarrollo nacional, es el mejor antídoto contra la recesión en el momento.

En todo caso, la crisis en desarrollo sólo reivindica las fuerzas izquierdistas representadas por Bo, que quieren limitar el mercado, enfatizar la intervención del estado y combatir la creciente desigualdad económica.

Por supuesto, lo que se necesita en el largo plazo es un retorno a gran escala del camino socialista y el abandono total de la vía capitalista disfrazada bajo la falsa etiqueta de “socialismo de mercado”. El mercado capitalista y la sociedad socialista están totalmente reñidas y no pueden coexistir indefinidamente.

Esperemos que la izquierda pueda tomar ventaja de la desaceleración actual y se reagrupe señalando las crisis repetitivas que son endémicas del capitalismo tanto internacional como domésticamente. Lo que se necesita es ir a la ofensiva política contra la derecha, empezar a trazar un curso lejos de la dependencia del mercado capitalista y resucitar las normas socialistas, incluyendo el empoderamiento de los/as trabajadores/as y campesinos/as.

16 de mayo de 2012

Find more like this: Mundo Obrero , ,


UA-33407704-1