Digamos NO a los ataques del Alcalde Bloomberg

By on February 19, 2013

¡ÚLTIMA HORA! El 15 de febrero, después de que los cinco candidatos a alcaldes por el Partido Demócrata hicieran un llamado al sindicato, la junta ejecutiva de ATU 1181 votó a favor de suspender la huelga y continuar la lucha por la Disposición para la Protección de Empleados [EPP por sus siglas en inglés] en otras maneras. PIST [por las siglas en inglés de Padres pro Mejoras de la Transportación Escolar] y otros grupos de padres y madres están discutiendo las formas de desafiar lo que consideran una indiferencia de las autoridades por los derechos civiles y la seguridad de los/as niños/as en autobuses escolares, hecho evidente por la actitud del actual alcalde. “Bloomberg y el Departamento de Educación hacen alarde de que se ahorraron unos $40 millones durante la huelga, pero un tercio de los/as estudiantes con discapacidades se perdió muchos días de clase, mientras que los autobuses de reemplazo no sindicalizados tuvieron accidentes”, dijo Sara Catalinotto, co-fundadora de PIST.

Nueva York— Cuando más de 5.000 conductores de autobuses escolares, asistentes y mecánicos marcharon sobre el puente Brooklyn el 10 de febrero, la naturaleza brutal de los ataques del alcalde de Nueva York Michael Bloomberg contra sus empleos se hizo muy evidente.

Al ver las caras de miles de personas que cuidan a niños/as en edad escolar todos los días, y cuyas vidas están en peligro por el hacha de austeridad de Bloomberg, se pone de manifiesto la importancia de esta lucha.

Antes de ese día, la opinión pública ya se inclinaba hacia los/as manifestantes en el sindicato Amalgamated Transit Union (ATU) Seccional 1181. Los medios de comunicación habían ignorado cualquier cobertura que pareciera favorecer al sindicato durante las tres primeras semanas de la huelga—pero todo comenzó a cambiar al inicio de la cuarta semana.

El 8 de febrero, el concejal Robert Jackson celebró una audiencia en la que miembros del Concejo Municipal interrogaron al canciller de educación Dennis Walcott. Aunque Walcott se negó a responder preguntas, la audiencia también contó con testimonios de padres, madres, y miembros y dirigentes de sindicatos. La cobertura de la prensa simpatizó con la demanda de que Bloomberg se una a la mesa de negociaciones.

La excusa de la ciudad de que simplemente estaba tratando de reducir los costos comenzó a desintegrarse. Lo que salió a la luz fue un severo plan que amenaza la seguridad de los/as niños/as, elimina la seguridad de trabajo para los/as conductores/as y lanza en un caos a las familias con niños/as que requieren atención especial.

La poderosa manifestación del 10 de febrero dramatizó esta batalla a favor del sindicato.

Los/as manifestantes coreaban, “¿Qué es lo que queremos? ¡EPP!”— refiriéndose al intento de Bloomberg por anular la lista de trabajo por antigüedad del sindicato conocida como la Disposición para la Protección de Empleados. Los carteles decían ¡”Bloomberg: no acose a nuestras familias”! y ¿”Adónde va el dinero realmente? ¡Abran los libros”!

En un video de YouTube, un trabajador dijo: “Estamos aquí para nuestras familias, así como para sus familias y su hijo. Su hijo es nuestro hijo cuando está en nuestras manos”. La composición de la Seccional 1181 de la ATU es un 60 por ciento de mujeres — 95 por ciento de los/as asistentes son mujeres y el 80 por ciento son personas de color, siendo haitiana la nacionalidad más común.

Mientras miles de haitianos/as, latinos/as y otros/as trabajadores/as marchaban, la gente podía ver cómo un alcalde multimillonario, uno lo suficientemente rico para comprarse un tercer mandato, está bloqueando la seguridad en el empleo de los/as trabajadores/as cuyo salario promedio es de $35.000 al año — y poniendo en peligro la seguridad de los/as estudiantes con el fin de impulsar un plan de austeridad.

‘Vamos a deshacernos del capitalismo’

Desde la huelga de autobuses escolares hasta el supuesto abismo fiscal, los bancos están prescribiendo austeridad para todos los niveles del gobierno: oficina de correos, educación pública, hospitales públicos, Medicaid, Medicare, servicio de autobús escolar. Con la profundización de la crisis capitalista — y aumentando el dinero para la guerra y la represión, los bancos quieren asegurarse de que cada mes seguirán recibiendo sus pagos de intereses.

Es uno de los grandes absurdos del capitalismo: mientras que los bancos están colmados de efectivo, están imponiendo pobreza al pueblo.

El momento culminante de la marcha fue cuando el concejal neoyorquino Charles Barron — quien es negro, llamó la atención sobre esto. Tomando nota de que la ciudad ha encontrado cientos de millones de dólares para nuevos proyectos para el estadio deportivo, mientras recorta los servicios para el pueblo, Barron gritó, “el capitalismo es el verdadero problema aquí. ¡Después de que ganemos la huelga, vamos a deshacernos del capitalismo”!

En Nueva York, la ciudad paga a los bancos unos $14 miles de millones al año en servicio de la deuda. El presupuesto de Educación de la ciudad es de $1,1 mil millón. Tan bajos como son los salarios de los/as conductores/as de autobuses escolares, el plan de Bloomberg de quitar el EPP significaría que, en el mejor de los casos, los/as conductores/as y asistentes tendrían que solicitar sus empleos a un salario aún más bajo, sin su antigüedad y beneficios acumulados.

En el peor de los casos por supuesto, sería que perderían sus puestos de trabajo.

Los padres y las madres no quieren que sus hijos/as pierdan a los/as trabajadores/as que han llegado a conocer y en quienes confían. Mientras que durante la huelga los medios corporativos han tratado a los padres y las madres como víctimas indefensas atrapados/as en la lucha de otra gente, muchos/as sienten que es en su interés el apoyar al sindicato – por ende, participaron en la manifestación del 10 de febrero. Los padres y las madres del grupo Padres y Madres pro Mejoras del Transporte Escolar (PIST por sus siglas in inglés) fueron con banderas, pancartas y Sara Catalinotto, co-fundadora del grupo, se dirigió a la muchedumbre.

Catalinotto dijo desde el escenario, “Bloomberg necesita saber que los padres y las madres lo culpamos de este lío”. También anunció que los padres y las madres van a tener una manifestación el 12 de febrero, cuando la ciudad abre el proceso de licitación para contratos de transporte escolar, esta vez sin el EPP. “Los padres y las madres vamos a estar allí. [La ciudad] nos dijo que no podemos ir, pero allí estaremos”.

“Nosotros/as los padres y las madres somos los/as interesados/as en estos contratos”, subrayó Catalinotto. “Debemos ser un grupo de interés. ¡Queremos estar en la mesa de negociaciones, y ¡queremos ver lo que está sucediendo debajo de la mesa”!

Marchando junto a los/as huelguistas iban contingentes de otros sindicatos. La Federación Unida de Maestros/as (UFT por sus siglas en inglés) trajo 50 miembros portando sus sombreros azules y marchando con una bandera de su sindicato. La delegación de la Seccional 100 del sindicato de Trabajadores del Transporte encabezada por el presidente del sindicato John Samuelson, llevaba las banderas de su sindicato. Junto a otras delegaciones, la presencia de miembros de otros sindicatos demostró que la gente tiene ansias por encontrar formas de apoyar a los/as huelguistas.

Esperemos que este impulso de solidaridad encuentre muchas más avenidas, tanto del movimiento sindical como de los grupos comunitarios y progresistas. La opinión pública está generalmente al lado de los/as conductores de autobuses escolares — cuando la gente puede romper con la cobertura desigual de la huelga por los medios de comunicación para encontrar la verdad.

Para buscar formas de elevar esta lucha en la mente del público, PIST llamó a que se entregaran caramelos, flores, tarjetas y regalos a las líneas de piquete de la ATU el Día de San Valentín.

Bookmark and Share

Find more like this: Mundo Obrero , , , ,


UA-33407704-1