Huelga de hambre en Colombia inspira a trabajadores automotrices

By on February 6, 2013

¡Última Hora! Jorge Parra, presidente de Asotrecol, terminó huelga de hambre el 31 de enero luego de 72 días. La declaración de Asotrecol dice que Parra “tomó esta medida en previsión de una estrecha cooperación entre Asotrecol y el movimiento sindical de EE.UU. para trabajar en pro de una solución justa con [GM] a nivel corporativo sobre las quejas derivadas de los despidos injustos e ilegales de trabajadores automotrices lesionados en el trabajo en la filial colombiana de la GM, Colmotores. La ocupación con tiendas de campaña de Asotrecol frente a la embajada de EE.UU. en Bogotá, ahora en su 550º día a principios de febrero continúa, al igual que la campaña para obligar a la General Motors a un acuerdo para corregir esta injusticia”.

Por Martha Grevatt

Los/as trabajadores/as automotrices a nivel mundial han tomado inspiración de Asotrecol — la Asociación de Trabajadores y Ex trabajadores Enfermos de General Motors Colmotores en Colombia, cuyo presidente Jorge Parra ha estado en huelga de hambre en Detroit durante más de 70 días.

Los compañeros de Parra han vivido en tiendas de campaña fuera de la embajada estadounidense en Bogotá durante un año y medio. Su objetivo es conseguir puestos de trabajo o un ingreso para los trabajadores que fueron despedidos después de haber sido lesionados por las condiciones de trabajo con movimientos repetitivos rápidos, largas horas y condiciones que un trabajador típico de la industria solo puede soportar por pocos años.

Durante los últimos cinco meses Parra ha estado en los Estados Unidos tratando de llevar a la GM a la mesa de negociaciones.

La GM claramente se aprovecha del entorno antisindical de Colombia, el país más peligroso del mundo para los/as sindicalistas. Sin embargo aún donde los/as trabajadores/as de la GM tienen sindicato, estos están perdiendo su sustento y sus derechos. Los/as trabajadores/as de la GM y otros/as trabajadores/as de la industria en tres continentes — inicialmente conectados/as a través de la campaña internacional para lograr justicia para los trabajadores colombianos heridos — lanzaron un llamado para organizar un “Día de Acción Global Contra los Ataques de la GM” el 23 de enero.

Brasil – El 22 de enero, el sindicato de trabajadores de la metalúrgica de Sao José dos Campos organizaron una huelga de 24 horas para protestar por despidos inminentes. Estos/as trabajadores/as brasileños/as quemaron neumáticos y bloquearon una carretera importante durante una hora para oponerse a los planes de la empresa de despedir a 1.800 trabajadores/as el 26 de enero. El vicepresidente del sindicato, Herbert Carlos da Silva, calificó de ser un “chantaje” las ofertas de la compañía de no despedir a los/as trabajadores/as si aceptaban un recorte en sus salarios. El sindicato amenazó con otra huelga para el 28 de enero.

Alemania – Con una manifestación masiva el mismo día en Bochum, Alemania, los/as obreros/as protestaron contra los planes de la Opel, división de la GM, de cerrar la planta en el 2016. El 23 de enero, como lo han venido haciendo todos los miércoles durante un tiempo, los/as trabajadores/as de la Opel utilizaron su hora de almuerzo para protestar.

Francia – Los/as trabajadores de la planta de Aulnay-sous-Bois de PSA, una empresa francesa en una “Alianza Estratégica Global” con la GM, han estado realizando huelgas en oposición a los planes de cerrar su planta.

En Estados Unidos se llevaron a cabo acciones en solidaridad con Asotrecol, con los metalúrgicos brasileños y con todos/as los/as trabajadores/as de la GM que se encuentran bajo ataque, en las ciudades de Detroit en Michigan, Washington, D.C.; Portland, Oregón; Birmingham, Alabama; Raleigh, Carolina del norte; y en Wichita, Kansas. En Detroit, los partidarios de Asotrecol realizaron una protesta en la Exhibición de la Chevrolet durante el Espectáculo Internacional de Autos en Norteamérica. Esta exhibición es una de las más grandes y concurridas del mundo. Durante la inauguración del Espectáculo de Autos en Portland también se hizo una acción similar el 24 de enero.

En Colombia, la manifestación de Asotrecol frente a la planta contó con el apoyo de Sintraime, un sindicato de trabajadores/as ferroviarios/as y de otras industrias, así como de Sintra GMcol, un nuevo sindicato dentro de la planta de GM inspirada por Astotrecol.

Los/as trabajadores de la GM en Argentina y España y los/as trabajadores/as de la Ferrari en Italia también llevaron a cabo acciones.

Manifiesto defiende a trabajadores/as de GM

Un “Manifiesto Internacional en Defensa de los Trabajadores en General Motors” fue elaborado con la participación de los/as trabajadores/as en Brasil, Colombia, Argentina, España, Italia, Alemania, Francia y Estados Unidos. El documento es en protesta de los cierres y despidos masivos y llama a los gobiernos a proteger la seguridad de empleo, a tomar medidas para la “reducción de la jornada laboral sin pérdida de salario”, a tener condiciones de trabajo seguras, a terminar con la “precariedad laboral y la reducción de los derechos”, y a la reintegración de los trabajadores colombianos enfermos que fueron despedidos de la GM. (rf-news, 22 de enero)

El manifiesto denunció que la “GM ha operado un plan de reestructuración por todo el mundo. Quieren que paguemos una crisis de lo cual no somos responsables. Esos ataques resultan en el empeoramiento de las condiciones de trabajo, en la reducción de los derechos laborales, reducciones salariales, en el cierre total o parcial de unidades productivas y en miles de despidos en todo el mundo”.

El manifiesto proclamó con optimismo que “es posible que los trabajadores industriales en todo el mundo se unan para derrotar incluso a los grandes monopolios internacionales como la GM. Por lo tanto, debemos unirnos paso a paso, a través de la coordinación y la unión de las luchas alrededor del mundo”.

El 28 de enero, los/as trabajadores/as de la GM Brasil votaron para aceptar un acuerdo negociado para cancelar los despidos masivos. Los/as 600 trabajadores/as despedidos actualmente están recibiendo sus salarios, pero sólo por dos meses más. El Vicepresidente del sindicato dijo a esta escritora “Ahora hemos entrado en otro caso de lucha para evitar el despido de 600 trabajadores”.

Find more like this: Mundo Obrero , , , ,


UA-33407704-1