Discurso de Mumía Abú-Jamal: Fiesta en Riverside para Ramsey Clark y el IAC

By on January 31, 2013
Mumia Abu-Jamal

Mumia Abu-Jamal

Amigos, Hermanas y Hermanos, Camaradas:

Muy bueno que nos reunamos aquí hoy, cuando vientos helados azotan las paredes de la Iglesia de Riverside, para celebrar el trabajo y la vida de Ramsey Clark y del Centro de Acción Internacional, IAC; los 85 años de Ramsey; y los 20 del IAC.

Es apropiado que estemos aquí – en Riverside, porque aún cuando me sorprende que yo esté elogiando a un ex Ministro de Justicia de los Estados Unidos, como también soy estudiante de historia, yo se que Ramsey Clark es mucho más que éso.

Porque aquí, en Riverside, fue donde el Rev. Dr. Martin Luther King tuvo quizás su hora más extraordinaria — y su más grande crisis pública. Aquí, en Riverside, King dijo su discurso más importante y audaz contra “las perversidades del capitalismo”, al que comparó a “las perversidades del militarismo y a lo maldito del racismo.”

En Riverside, King denunció al “títere” de los Estados Unidos (palabras de King) en Vietnám, el “presidente” Ngo Dinh Diem, como “uno de los más crueles dictadores modernos” y los “campos de concentración estadounidenses” en todo Vietnám.

En Riverside, King dijo, que los Estados Unidos se ha puesto “del lado de los ricos y
confortables”, mientras crea “un infierno para los pobres.”

En Riverside, King dijo que, “La guerra de Vietnám es solo un síntoma de una enfermedad muy profunda dentro del espíritu norteamericano…”

Aquí dijo, “debemos ponernos en el lado bueno de la revolución mundial.”

Él dijo éso aquí, en Riverside (El espiritual Negro: “Abajo por el lado de la ribera….”)

Y aún cuando él se sintió satisfecho con su discurso, las elites liberales lo atacaron. Whitney Young, líder de la Liga Urbana, lo condenó. El New York Times calificó de “temerarios” sus comentarios. La Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color, NAACP, publicó una resolución diciendo que los movimientos por los derechos civiles y por la paz no deben ser mezclados.

El columnista Negro, Carl Rowan, que trabajaba en la Casa Blanca, escribió un artículo con la intención de “desenmascarar” a King, como víctima de comunistas. Y el Washington Post (por mucho tiempo órgano de la Agencia Central de Inteligencia, CIA), escribió un feroz editorial diciendo, en parte, que el discurso de King era una “fantasía sin fundamentos”; además, que King: ha herido gravemente a aquellos que son sus aliados naturales… y… aún más, se ha hecho un grave daño a sí mismo. Muchos que lo han oído con respeto ya no van a tener en él la misma confianza. Él ha disminuido
su uso a su causa, a su país y a su pueblo. Y ésa es una gran tragedia. (Washington Post, jueves, 6 de abril de 1967).

Y ésos fueron los liberales.

Aniversario del Centro de Acción Internacional.

Aquí, desde este lugar, es enteramente posible que Ramsey Clark haya hecho más contra la injusticia que cuando era Ministro de Justicia de los Estados Unidos.

Porque aquí, en el IAC, encontramos las voces más fuertes contra los males del racismo, del militarismo y del capitalismo (como lo dijo King aquí, en Riverside).

Cuando millones de gente salieron a las calles, en la primavera de 2003, el IAC estaba organizando manifestaciones, pasando volantes, con hombres y mujeres manteniendo sitios web haciendo protestas contra la Guerra en Irak. ¿Quién estuvo en el correcto lado de la historia? ¿George W. Bush? O ¿Ramsey Clark y el IAC?

Cuando las bombas estaban siendo preparadas para Afganistán y la Casa Blanca juraba venganza, ¿quién se atrevió a organizar manifestaciones prediciendo desastre?

Abu Ghraib, Pakistán, ataques con aviones no tripulados y odio desenfrenado contra los musulmanes, odio atizado por el miedo y la ignorancia. ¿Quién se opuso en todo instante a esos desatinos?

Y cuando el capitalismo llevó los trabajos al extranjero, destruyendo la clase media y causando infiernos indescriptibles en los barrios céntricos de las ciudades de los Estados Unidos, ¿quién habló abiertamente contra la rapaz avaricia de Wall Street, contra el consecuente complejo industrial de prisiones y contra la mortal industria de los Corredores de la Muerte?

Ramsey Clark — y la organización que él ayudó a fundar en dos pequeños cuartos de su oficina legal, el IAC, hace 20 años.

Ramsey Clark, que fue Ministro de Justicia, es hijo de Tomás C. Clark, también Ministro de Justicia y Juez de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, Ramsey Clark, repito, se podría haber unido a cualquier oficina de abogados, u obtenido un trabajo bien pagado en un grupo de expertos; y hacer “fortuna”. Él podría haber hecho millones.

Es digno de recordar, y es una distinción muy alta, que él defendió algunos de los casos legales más difíciles de la nación; y es bueno notar que con el IAC lucharon algunas de las más complicadas batallas contra el poder del Imperio.

Un pensamiento final; si King estuviera hoy vivo, sería un año menor que Ramsey: 84.

Pero, ¿donde estaría Martin Luther King?

¿En una inmensa, multimillonaria catedral en Atlanta?, o ¿en un lugar donde pudiera decir la verdad de su alma, en un lugar donde se hicieran uno su espíritu y sus ideas políticas?

Él estaría con el Pueblo; con Ramsey Clark; con el Centro de Acción Internacional; él estaría con todos nosotros; aquí, en Riverside!

Mumía Abú-Jamal

30 de diciembre 2012

Traducción libre del inglés enviado por Fatirah Aziz, Litestar01@aol.com,

hecha en REFUGIO DEL RIO GRANDE, Texas.

Bookmark and Share

Find more like this: Mundo Obrero , , ,


UA-33407704-1