Venezuela, más estable que lo que afirman enemigos de Chávez

By on January 30, 2013

venezuela_0207Mientras millones de personas por todo el mundo celebran vigilias y acciones de apoyo a la Revolución Bolivariana de Venezuela y a la salud de su líder Hugo Chávez, la oposición derechista apoyada por EE.UU. trabaja constantemente para difundir mentiras por los medios noticieros internacionales corporativos.

Estas mentiras pretenden traer dudas a los/as venezolanos/as, esperando que esto baje la confianza de la población en el gobierno y así facilitar una “transición” hacia las fuerzas que están en contra de Chávez.

Como es de costumbre con los derechistas a nivel internacional, estas fuerzas recurren a todos los medios disponibles, como el despreciable acto de desear e incluso anunciar la muerte de Chávez, publicando artículos de los llamados “académicos prestigiosos” — que a menudo están en la nómina de alguna agencia de Estados Unidos con el pretexto de “promover la democracia”.

Los informes derechistas sobre todo tratan de diseminar viles mentiras sobre el gobierno de Chávez: que el liderazgo está divido, que hay inestabilidad e incertidumbre en el país y sobre todo, que la economía está a punto de desplomarse y la moneda será devaluada. Responderemos a estas mentiras una por una.

¿Está dividido el liderazgo venezolano?

Sería ingenuo pensar que en cualquier organización los/as líderes son intercambiables. Cada líder ha tenido experiencias diferentes en su vida, incluso diferentes experiencias políticas, diferentes personalidades, puede abordar problemas desde diferentes ángulos, etc. El punto no son sus diferencias, sino sus objetivos para el país y para el pueblo.

Durante la ausencia temporal del presidente Chávez, ¿el liderazgo venezolano, hace avanzar o no al país y la revolución? Esa es la cuestión real. Hasta ahora, el vicepresidente Nicolás Maduro, el canciller Elías Jaua, el ministro de información Ernesto Villegas y el ministro de petróleo y minas Rafael Ramírez parecen estar jugando un papel importante y muy público y están enviando un mensaje consistente. Si hay alguna diferencia entre ellos, aparentemente la han hecho a un lado en beneficio del pueblo.

En un momento de crisis como el experimentado en Venezuela ahora — con la inesperada y prolongada ausencia del Presidente, deben preverse algunas dificultades en todos los niveles.

Esta es una revolución relativamente joven. La transformación socialista de la sociedad es su objetivo, pero no se ha logrado todavía. Estos procesos son difíciles y no pueden acelerarse a voluntad.

Hay todavía mucho por hacer y que el liderazgo joven esté plenamente desarrollado, con una sólida formación política. El partido gobernante, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ¡tiene apenas 6 años de edad! Y aún no se ha desarrollado un liderazgo compartido de la revolución. Que la revolución dependa de una sola persona, Chávez, obviamente es motivo de preocupación.

En última instancia, es el pueblo quien decide quiénes serán sus líderes. Es el pueblo el que mantiene a Chávez en el poder, no sólo a través de numerosas elecciones desde 1998, sino que fue el pueblo quien lo rescató durante el golpe oligárquico-estadounidense del 2002.

El pueblo de Venezuela participa activamente en la creación de su futuro, por lo tanto cualquier liderazgo que continúe o se desarrolle, sólo prevalecerá si el pueblo así lo decide.

¿Hay inestabilidad en Venezuela?

La prensa capitalista presenta la situación de Venezuela como que esta está en ruinas y paralizada. Pero aparte de la tristeza y la preocupación sobre la salud de Chávez, el país está avanzando. Las organizaciones sociales y políticas alineadas con el programa de Chávez celebran eventos en apoyo a la revolución y a Chávez, y muchos/as están discutiendo las implicaciones políticas de su ausencia y el camino a seguir.

La Misiones — los programas iniciados por el Gobierno para mejorar las necesidades básicas de la población como la salud, la educación, la vivienda, etc. — están avanzando. Las relaciones internacionales están prosperando a través de la reciente incorporación de Venezuela al Mercosur (un acuerdo económico y político entre seis países de América Latina) y los acontecimientos dentro del ALBA (Alianza Bolivariana para las Américas), la organización de la CELAC (Comunidad de América Latina y el Caribe) y otros grupos regionales.

Algo novedoso es el intento por diversificar las fuentes de energía para evitar la completa dependencia en el petróleo. En febrero se iniciará el primer parque eólico en La Guajira, construido en colaboración con Argentina.

El 18 de enero, los Cancilleres del Ecuador y de Venezuela se reunieron en Caracas para discutir acuerdos en las áreas de cultura, producción y comercio. Otro acuerdo implica la seguridad social para los/as inmigrantes ecuatorianos/as y venezolanos/as, quienes ahora podrán disfrutar estos beneficios en ambos países, como si se tratara de un sólo país.

Un día antes, Venezuela firmó acuerdos con Colombia para el desarrollo económico bilateral de los estados fronterizos, que se encuentran a lo largo de una frontera de 1.378 millas. Los criminales paramilitares colombianos y los terratenientes derechistas en el área han llenado estos estados fronterizos de tremenda violencia. Miles de personas, especialmente indígenas, han tenido que huir y abandonar sus tierras ancestrales.

Un académico venezolano ahora en el Carnegie Endowment for International Peace, Moisés Naím, escribió un artículo de opinión el 3 de enero en el periódico The New York Times, titulado “Una Crisis económica de proporciones históricas”. Naím fue el ministro de industria que fue instrumental en la creación de las medidas de austeridad neoliberal del presidente Carlos Andrés Pérez (1974-79, 1989-93).

Estas medidas de austeridad y el aumento en los precios del petróleo llevaron al “Caracazo” de 1989, el levantamiento que frecuentemente dice Chávez, fue el origen de la actual Revolución Bolivariana. El Estado entonces respondió con enorme violencia, disparando a los/as manifestantes, dejando por lo menos, a 3.000 personas muertas.

Naím escribió: “el mes pasado Jorge Botti, el jefe de FEDECAMARAS, la Federación de empresas de Venezuela, explicó que a menos que el Gobierno suministre más dólares para pagar por las importaciones, la escasez, desde alimentos hasta medicinas — será inevitable”.

Esto se convirtió en una profecía autocumplida. Poco tiempo después, se registró escasez de alimentos básicos en todo el país. Los medios de comunicación antigubernamentales, de propiedad privada, acompañaron la escasez con una campaña de desinformación.

Pero los informes de personas en las comunidades y el Plan Nacional de Inspección y Auditoría del gobierno expusieron la razón de la escasez: los productores privados habían acaparado alimentos, incluyendo 9.000 toneladas de azúcar refinada en almacenes en Aragua y 450 toneladas de harina de maíz pre cocido en depósitos de la Polar.

El acaparamiento es una táctica común de la oposición. Según Venezuelanalysis.com, “el mes pasado el Gobierno, a través de su Instituto de monitoreo de bienes y servicios, realizó 1.542 inspecciones, resultando en 212 multas y 47 cierres de locales por violar las reglas”. (9 de enero)

La escasez de alimentos ha sido común en el pasado debido a la dependencia en las exportaciones. Por esta razón la administración revolucionaria de Chávez ha iniciado varios programas de producción y distribución de alimentos. Según el mismo artículo, “en 2012 la proporción de alimentos de Venezuela producidos en el país alcanzó el 71 por ciento. La producción local de carne roja fue del 65 por ciento el año pasado, y de pollo fue el 100 por ciento”.

¿Se derrumba la economía?

Otra táctica de la oposición para causar pánico es afirmar que la economía de Venezuela está al borde del colapso. El artículo de Naím menciona las mismas mentiras — un alto nivel de deuda e inflación, un 20 por ciento de déficit fiscal, escasez de divisas, etc. Naím culpa estos presuntos problemas en la “malísima administración” del Gobierno. Pero incluso “según los cálculos del Bank of America de Estados Unidos, el déficit fiscal de Venezuela para 2012 es aproximadamente un 8,8 por ciento [del producto interno bruto], mucho menor que el 20 por ciento que ha estado circulando entre las fuentes de la oposición y que utilizan para criticar el presupuesto del Gobierno”. (Venezuelanalysis.com, 28 de diciembre)

Vale la pena explorar los detalles de la economía de Venezuela, pero esto está fuera del alcance de este artículo. Aquí sólo citaremos al economista estadounidense Mark Weisbrot, columnista y codirector del Centro de Investigación Económica y Política en Washington, D.C. Su artículo de septiembre de 2012, ¿”Es sostenible la recuperación económica de Venezuela”? en coautoría con Jake Johnston, da trasto a la evaluación de Naím: “La economía venezolana ha tenido dos recesiones en los últimos trece años. La primera fue ocasionada por una huelga petrolera y la segunda, la cual probablemente hubiera podido ser evitada con el uso adecuado de políticas anticíclicas, se dio durante la recesión mundial de 2009. Las predicciones sobre un colapso económico, crisis de deuda o de la balanza de pagos y otros escenarios pesimistas, así como muchos de los pronósticos económicos que los acompañaban, han resultado ser erróneos repetidamente.

“La pronunciada caída de la inflación a lo largo del año pasado, al mismo tiempo que el crecimiento económico se aceleraba, indica que el gobierno tiene la capacidad de mantener la inflación bajo control mientras que también sostiene el crecimiento económico. La carga de la deuda interna de Venezuela es bastante baja y su carga de deuda externa es moderada. Aun en el caso de que los precios del petróleo sufrieran un colapso como el que se dio entre 2008 y 2009, el gobierno tendría la capacidad suficiente de endeudamiento para contrarrestar una caída en la demanda privada.

“Con un superávit comercial de buen tamaño, no es probable que Venezuela enfrente una crisis de la balanza de pagos en el futuro previsible, y además, su moneda no necesita ser devaluada”. (http://tinyurl.com/9bw9etd)

Bookmark and Share

Find more like this: Mundo Obrero ,


UA-33407704-1