Trabajadores/as cierran Puerto de Oakland

‘Estamos decididos/as a obtener un contrato justo’

Oakland, California — ¡“Piquete es para no cruzar”! gritaban los/as trabajadores/as en huelga del sindicato de Empleados de Servicio (SEIU) Seccional 1021 y sus partidarios de la comunidad, mientras mantenían un piquete en las siete terminales del Puerto de Oakland el 20 de noviembre. Los/as trabajadores/as habían dejado las labores por un conflicto con el puerto sobre políticas laborales injustas.

Después de 16 meses de negociaciones, más de 220 electricistas, trabajadores/as de oficina, personal de seguridad y conserjes del sindicato SEIU decidieron que ya habían aguantado bastante y exigieron que los comisionados del puerto negociaran con ellos/as de buena fe. El puerto estaba presionando para lograr un contrato con concesiones.

Millie Cleveland, organizadora de SEIU 1021 en el puerto, dice “[los/as] trabajadores/as de SEIU se niegan a retroceder, a devolver lo que ya hemos ganado. Los/as trabajadores/as quieren mantenerse a flote y recibir lo ajustado a la inflación. Una vez más los/as trabajadores/as tuvieron que negar su labor para hacer que los empleadores entiendan que estamos determinados a conseguir un contrato justo”.

Ella habló sobre cómo “la huelga fue significativa porque con el apoyo de la Unión Internacional de Estibadores y Trabajadores de Almacenes (International Longshore and Warehouse Union), ellos/as pudieron cerrar todos los siete terminales”.

Los piquetes estuvieron reforzados por partidarios de la comunidad, incluyendo un número considerable de Ocupar Oakland. Otros/as partidarios/as de la comunidad eran la Coalición por Justicia por Alan Blueford, Ocupar San Francisco y el Comité de Solidaridad con los /as Trabajadores/as de Transporte. Estos números adicionales fueron significativos. Los piquetes tenían que ser considerables para que los árbitros declararan un riesgo para la salud y la seguridad, lo que a su vez permitió a los/as trabajadores/as del ILWU recibir su pago a pesar de no haber cruzado el piquete y no haber entrado a trabajar.

Es importante señalar que SEIU 1021 acabó de aprobar una resolución de la Coalición por Justicia por Alan Blueford exigiendo que el policía Miguel Masso sea despedido y enjuiciado por el asesinato de Blueford, un joven negro asesinado en mayo pasado. La Coalición Blueford, incluyendo a Adam Blueford, el padre del asesinado joven de 18 años de edad, estaba en el piquete en solidaridad y reciprocidad. Eso es lo que es la solidaridad.

La huelga también se extendió al aeropuerto de Oakland pero los piquetes no trataron de impedir que los/as pasajeros/as viajaran.

El paro fue planeado para que durara 24 horas, cerrando también el turno de la tarde. Sin embargo, cuando los comisionados del puerto vieron la solidaridad entre la SEIU, ILWU y la comunidad, pidieron al alcalde de Oakland, Jean Quan, que interviniera para reanudar las negociaciones. Después de regresar a las negociaciones el 23 de noviembre, la miembro de SEIU, Cleveland, dijo que están “tratando de negociar y abordar algunos conceptos pero están todavía muy distantes, y regresarán a las negociaciones el lunes”. Señaló que el comité de huelga continúa sus reuniones.

¿Por qué deben ser respetados los piquetes?

Workers World /Mundo Obrero preguntó a Clarence Thomas, ILWU Seccional 10, el por qué los estibadores arriesgaron un día de salario por no cruzar los piquetes de SEIU. Él le dijo a este reportero que todas las Secciones 10, 34 y 91, que representan a los estibadores, a los/as empleados/as de oficina y a los jefes respectivamente, se negaron a cruzar las líneas. Thomas explicó la firme historia del ILWU de no cruzar los piquetes. En los años recientes eso ha incluido un piquete de la comunidad para protestar la matanza de la gente que traía suministros humanitarios a Gaza y los dos cierres del puerto en 2011 por Ocupar Oakland.

Thomas explicó que el ILWU “es una de las organizaciones más democráticas y militantes, la cual entiende la importancia de la unidad de clase. . . Estuvimos muy conscientes de la situación de SEIU y que están sin un contrato. La huelga fue decisión suya. No permitimos que la santidad de un contrato sea utilizada como un subterfugio para socavar la unidad de los/as trabajadores/as”.

Thomas citó los diez Principios Rectores del ILWU. Dijo que el cuarto punto, “para ayudar a cualquier trabajador/a en peligro”, debe ser “una guía diaria en la vida de todos los sindicatos y sus miembros individuales. La solidaridad sindical significa exactamente eso. Los sindicatos tienen que aceptar el hecho de que la solidaridad sindical está por encima de todo lo demás, y aún de la llamada santidad del contrato. No podemos adoptar por nosotros mismos las políticas de los dirigentes sindicales que insisten en que por tener un contrato, sus miembros están obligados/as a realizar el trabajo, incluso detrás de un piquete. Cada piquete debe ser respetado como si fuera nuestro”.

Thomas siguió diciendo que: “Lo que falta hoy es ese tipo de solidaridad sindical. Los intereses que representa el puerto son los de las compañías navieras, sus clientes, las empresas de estibadores y el capital, no a los/as trabajadores/as en mi opinión. De lo que no se habla es del impacto de la huelga de la SEIU Seccional 1021 en las empresas navieras, en Walmart y en otros minoristas globales, en contraste con el enfoque de que los camioneros independientes pierdan un día de salario”.

Luego citó a Frederick Douglass: “No hay progreso sin lucha”.

Thomas resumió: “El ILWU tiene una historia viva. Estamos enseñando a nuestros/as miembros más jóvenes cómo contribuir a ese rico legado histórico, aprendiendo las lecciones de unidad de la clase obrera”.

Pendiente bloqueo o huelga de granos

Un contrato de granos importante con los/as trabajadores/as del ILWU en el noroeste del Pacífico se termina el 28 de noviembre después de meses de negociaciones. Los empleadores están exigiendo un acuerdo con muchas concesiones, como el que forzaron a los/as trabajadores/as del ILWU en Longview, Washington, en enero pasado. “Las empresas que operan los terminales de grano del noroeste del Pacífico”, dijo Thomas, “han presentado su ‘última, mejor y final oferta’”. Es una que los/as trabajadores del ILWU están reacios a aceptar.

Los/as miembros del ILWU Seccional 8 en Portland ya están organizándose para estar en los piquetes. Los/as activistas de Ocupar Portland y Seattle se están preparando para apoyar a los/as trabajadores/as si ILWU sale en huelga o les cierran. Cómo esta lucha se desarrollará será significativo para los estibadores y otros/as trabajadores/as, dada la historia militante del ILWU y de las concesiones extremas que exigen las compañías de granos.