Gaza resiste terror Israelí-EEUU

Por Gene Clancy y Deirdre Griswold

[Nota de la redacción: Luego de escrito este artículo, el 21 de noviembre se anunció un cese al fuego bilateral.]

19 de noviembre — Israel ha lanzado otro ataque militar brutal contra el pueblo palestino en Gaza, una pequeña franja de tierra densamente poblada que alberga a 1,7 millones de personas. Una vez más, Israel tiene el respaldo total del gobierno de Estados Unidos que durante décadas ha financiado al estado colono sionista y a sus fuerzas militares, permitiendo sus numerosos ataques contra los pueblos árabes y musulmanes de esa región rica en petróleo.

Gilad Sharon, un mayor en el ejército israelí y el hijo del ex primer ministro israelí Ariel Sharon, escribió en el ‘Jerusalem Post’ el 18 de noviembre: “tenemos que arrasar barrios enteros en Gaza. Arrasar todo Gaza”. Justificó esto comparando Gaza a Nagasaki, donde Estados Unidos lanzó la bomba atómica a finales de la II Guerra Mundial, matando a por lo menos 75.000 personas.

Israel ha lanzado cientos de misiles y ataques aéreos en Gaza desde el 14 de noviembre. Sus objetivos más recientes han sido vehículos y oficinas de medios de comunicación. Los estrategas israelíes no quieren que el mundo vea las imágenes desgarradoras de lo que han hecho, como la foto de un padre devastado por la pena cargando el cuerpo sin vida de su hijo de 11 meses de edad, víctima de una “bomba inteligente” israelí hecha en EE.UU. Jihad Misharawi, un empleado de la BBC Árabe, no sólo perdió a Omar, su joven hijo. Su cuñada fue asesinada y su hermano resultó gravemente herido cuando su casa fue alcanzada en el ataque israelí.

Durante días, la máquina de propaganda militar israelí ha ido produciendo masivamente imágenes y comentarios jactanciosos sobre “ataques quirúrgicos” y sobre el asesinato del comandante militar en jefe de Hamas, Ahmed Saíd Khalil al-Jabari al comienzo de este nuevo embate.

Los medios de comunicación capitalistas de Estados Unidos se enfocan mayormente en las pocas bajas en el sur de Israel causadas por misiles disparados desde Gaza. Cuando se muestra la destrucción y la muerte causadas por los ataques aéreos israelíes, rara vez obtienen una cobertura igual. Las cifras de bajas, sin embargo, cuentan la historia real: las muertes y los/as heridos palestinos/as son 10 veces las de los israelíes. Para el 19 de noviembre, las personas muertas en Gaza sumaban 91 y heridas, 700. Israel reporta tres muertes y 79 heridos por cohetes de Hamas.

A pesar de la abrumadora ventaja militar de Israel, la población empobrecida de Gaza no se ha acobardado por estos ataques más recientes. Siguen apoyando a Hamas, que exige el fin del bloqueo israelí que por cinco años ha sostenido contra Gaza y el compromiso de no atacar otra vez. Hamas también exige una garantía multinacional para que Israel cumpla con sus compromisos. Mientras tanto, Hamas dice que continuará lanzando cohetes a Israel, incluyendo una nueva generación de misiles que puede alcanzar hasta Tel Aviv, capital de Israel.

Las noticias sobre funerales de gazatis muertos/as en los ataques describen una apasionada determinación para continuar la lucha, en lugar de rendirse al terror israelí — como el asesinato de un palestino de 13 años por un vehículo militar israelí. Fue cuando los/as palestinos/as respondieron atacando al vehículo que Israel reclamó el derecho a revivir su política criminal de “asesinatos selectivos” y lanzó su ataque mortal contra la ciudad de Gaza.

La condena de estos atentados mortales ha sido rápida y mundial. Las manifestaciones contra Israel y en solidaridad con el pueblo palestino en Gaza están teniendo lugar en todos los continentes.

Mientras miles se manifestaban en la Plaza Tahrir de Cairo en apoyo a Gaza, Egipto retiró a su embajador en Israel y envió al primer ministro Hisham Kandil a Gaza para ofrecer la solidaridad de Egipto.

Los políticos árabes que colaboraban con el imperialismo estadounidense ahora se encuentran en una situación difícil debido a la reacción masiva a la agresión israelí. El representante de Irak a la Liga Árabe, Qais al-Azzary, pidió a los estados árabes que usaran el petróleo como arma para presionar a los Estados Unidos e Israel.

Hasta el rey Abdullah de Jordania canceló un viaje a Bretaña en medio de temores de que su país pudiera ser el próximo a experimentar las demandas por un cambio de la Primavera Árabe. Ya los/as manifestantes habían llenado las calles de Amman, la capital, exigiendo un fin al régimen del rey. Luego de la cancelación siguieron protestas en solidaridad con Palestina pero también oponiéndose a un alza en los precios de la gasolina. Por lo menos un manifestante resultó muerto y 75 heridos.

El primer ministro de Turquía, Recep Erdogan, que se ha unido a los ataques imperialistas contra Siria, dijo la verdad cuando calificó a Israel como un estado de terror después de su ataque a Gaza.

El pueblo palestino tiene todo el derecho a regresar a la histórica Palestina pero le está prohibido por un régimen asesino de colonos que proceden principalmente de Europa y Estados Unidos y que cada año invaden más sus tierras.

El pueblo palestino tiene todo el derecho a defenderse contra el ataque militar y el estrangulamiento económico de Israel. Ahora es el momento para apoyar su heroica determinación para resistir ante el terror de los Estados Unidos e Israel en el Medio Oriente. n